Consejos para empezar el sagrado mes de Ramadán desde la perspectiva del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

Sitio Informativo de la Oficina del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

صفحه کاربران ویژه - خروج
Ordenar por
 
makarem news

Nota del día

Consejos para empezar el sagrado mes de Ramadán desde la perspectiva del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

La recompensa del ayuno de los últimos tres días de Sha'ban / Recomendaciones del Imam Rida (P) para el último viernes del mes de Sha'ban / La eliminación del rencor antes de empezar el mes de Ramadán / Los consejos del Profeta (PBD) en el último viernes de Sha'ban

En la cultura islámica y las narraciones de los Imames Infalibles (P), se han mencionado protocolos y prácticas para diferentes ocasiones de los meses lunares; [1] Rituales y hechos para el comienzo de cada mes que fortalecen el vínculo de las personas con el Creador, y mantienen vivo el recuerdo de Dios en la memoria de los creyentes. [2]

Mientras tanto, durante todo el año, no hay ningún mes tan bendito como el mes de Ramadán; [3] El mes en que Dios da una fiesta de bendiciones para Sus siervos, y es la mejor oportunidad para beneficiarse del "Sagrado Corán" que se reveló en este mes, un libro que contiene la clave de toda la felicidad humana. [4]

Por otro lado, en este mes está la Noche del Destino, la noche en que se determinan los destinos de los seres humanos según sus méritos y capacidades, una noche que según el Corán, es mejor que mil meses. [5]

Ramadán es la primavera del culto y el mes de la auto-purificación. El mes en el que las etapas de la cercanía a Dios y el camino hacia Dios se pueden recorrer con pasos rápidos y firmes. [6]

Es cierto que de la misma manera que no se puede ir a ninguna fiesta sin preparación, para empezar el mes sagrado de Ramadán también se necesitan observar una serie de puntos y protocolos; [7] [8] Para disfrutar al máximo de esta preciosa oportunidad, todos debemos prepararnos con la etiqueta y los puntos preliminares que se han mencionado en las narraciones.

 

Entrar en el mes de Ramadán requiere arrepentimiento y perdón

El mes de Ramadán es la primavera de la adoración. En Ramadán, el hombre debe encontrar la alegría espiritual a través de la adoración, y esto no es posible a menos que el hombre esté preparado, y esta preparación es principalmente el arrepentimiento. [9] Por lo tanto, se recomienda a los creyentes pedir mucho perdón a Dios en los últimos días del mes de Sha'ban para encontrar el gozo de la adoración. [10]

En un sermón del Santo Profeta del Islam (PBD) que dio el último viernes del mes de Sha'ban, leemos: “Oh gente, sus almas dependen de vuestras obras, así que libren sus almas con arrepentimiento y pedir perdón a Dios... ». [11]

De hecho, nuestra alma y su libertad dependen de nuestras acciones, nuestras malas acciones y pecados son los grilletes y cadenas que encierran nuestras almas, pero estas cadenas se pueden abrir mediante el arrepentimiento. [12]

Sin duda, cuando una persona va a una fiesta, primero debe lavarse y ponerse ropa limpia, y nadie va a una fiesta con ropa sucia. De la misma manera, el creyente debe eliminar la contaminación de su alma, purificándose con el arrepentimiento antes de empezar el mes de Ramadán. [13]

 

La recompensa del ayuno de los últimos tres días de Sha'ban

Se ha narrado del Imam Sadiq (P) que quien ayune los últimos tres días del mes de Sha'ban y los conecte con el sagrado mes de Ramadán, Dios Todopoderoso le dará la recompensa del ayuno durante dos meses consecutivos. [14]

 

Recomendaciones del Imam Rida (P) para el último viernes del mes de Sha'ban

Abaslat Heravi narra: El último viernes del mes de Sha'ban fui ante el Imam Rida (P), y el Imam me dijo:

“¡Oh, Abaslat! La mayor parte del mes de Sha'ban se ha ido y hoy es el último viernes del mes, así que compensa los errores y deficiencias del pasado en el resto de este mes y busca lo que sea bueno para ti; reza mucho y pide perdón a Dios y recita mucho el Corán y arrepiéntete de tus pecados, hasta que llegue el mes de Ramadán, mientras que tú te hayas purificado para Dios. Devuelve cualquier deuda y cumple con tus deberes y quita el rencor de tu corazón, y abandona los pecados que has cometido, y teme a Dios, y confía en Dios en tus asuntos ocultos y abiertos, para quienquiera que confíe en Dios, Dios será suficiente para sus asuntos. Y en el resto de este mes, recita mucho esta súplica: "Oh Dios, si no aun no me has perdonado en los días que han pasado de Sha'ban, perdóname en el resto de este mes".[15]

El Imam (P) continuó: Dios, con el respeto y la grandeza del mes sagrado de Ramadán, libera a muchos de Sus siervos del fuego del Infierno en el mes de Sha'ban. [16]

 

La eliminación del rencor antes de empezar el mes de Ramadán

Uno de los preparativos para entrar en el mes sagrado de Ramadán es purificar nuestras almas y corazones y eliminar los rencores, los celos que existen de nuestras almas. [17]

Al respecto, el Santo Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él y su familia) declara en el sermón Sha'baniyah: “Supliquen a su Señor con intenciones correctas y con corazones puros.”. [18]

Por supuesto, así como nos gustaría que todos acepten nuestras disculpas si cometemos un error, debemos hacer lo mismo con los demás y aceptar sus disculpas. Es extraño que esperemos que Dios Todopoderoso perdone todos nuestros pecados y errores, pero a veces guardamos rencor hacia los demás por sus errores y no estamos dispuestos a perdonarlos en absoluto. [19]

 

La pureza, una condición para entrar en el mes de Ramadán

Para entrar en el mes de Ramadán, uno debe prepararse durante el mes de Sha'ban. De hecho, la persona que es invitada a una fiesta, entra a ella con ropa limpia, y no entra a la fiesta con ropa sucia. De la misma manera, es necesario ingresar al mes de Ramadán con la piedad y la pureza del alma para poder beneficiarse de sus bendiciones; Si Dios quiere. [21]

 

Los consejos del Profeta (PBD) en el último viernes de Sha'ban

Se ha narrado que en los últimos días del mes de Sha’ban, el Profeta del Islam (PBD) reunió a sus compañeros y les dio un discurso con el fin de prepararlos para el mes de Ramadán. El Profeta (PBD) dijo en este discurso:

"¡Oh gentes! Ciertamente que ha venido hacia vosotros el bendito mes de Dios. Un mes de bendiciones, misericordia y perdón. Un mes que, es el mejor de los meses; sus días, los mejores días; sus noches, las mejores noches; y sus horas, las mejores horas. En este mes vosotros sois invitados a ser los huéspedes de Dios y os invita a estar entre los que se encuentran cerca de Él. Cada respiro que hacéis tiene la recompensa de glorificar a Dios; y vuestro sueño se cuenta como una adoración. Vuestros actos son aceptados y vuestras súplicas son respondidas. Así pues, pedidle a Dios, vuestro Señor, que os dé un cuerpo sólido y una mente brillante para que podáis ayunar y recitar Su Libro, ya que en verdad es miserable quien se priva a si mismo del perdón de Dios durante este gran mes.”

“Con vuestra hambre y vuestra sed en este mes, recordad el hambre y la sed del Día de la Resurrección. Ayudad a los necesitados y los pobres; honrad a vuestros ancianos; seáis amables con los niños; y mantened las relaciones con vuestros familiares.”

“Controlad vuestras lenguas; cerrad vuestros ojos a las cosas que no os está permitido ver; alejad vuestros oídos de lo que no os está permitido escuchar; mostrad vuestra compasión hacia los huérfanos de otros, para que sea mostrada compasión hacia los vuestros.” [23]

 

La auto-purificación, el requisito más importante para entrar en la fiesta de Dios.

Vale la pena mencionar que las personas se dividen en tres grupos ante el mes de Ramadán: [24]

1. Aquellos que no tratan de purificarse antes del mes de Ramadán, ni durante el mes de Ramadán. Ellos son ejemplos de la declaración del Mensajero de Dios (PBD) donde dijo "Ay de aquellos que se ven privados del perdón de Dios en este gran mes". [25]

2. Hay un grupo de personas que se purifican cuando entran en el mes de Ramadán y aprovechan este mes para liberarse del pecado. [26]

3. Los siervos especiales de Dios son aquellos que se purifican a sí mismos antes del mes de Ramadán y entran en el mes de Ramadán estando puros y purificados, ellos son los que ganan más de las abundantes bendiciones de este mes. [27]

 

Notas

[1] Nuevas claves, p. 598.

[2] Ibíd., P. 595.

[3] Ibíd., Pág. 695.

[4] Los más altos servidores, p. 11.

[5] Nuevas claves, p. 695.

[6] Ibíd.

[7] Discursos de los infalibles (P), vol. 2, p. 122.

[8] Ibíd.

[9] Discursos de los infalibles (P), vol. 2, p. 122.

[10] Ibíd.

[11] Wasa’il Shia, volumen 4, página 227

[12] Ética islámica en Nahy al-Balaghah, vol. 2, p. 36.

[13] Anwar Hedayat, Colección de cuestiones éticas, p. 97.

[14] Iqbal, página 723; Zad al-Ma'ad, página 81.

[15] Mafatih Nowin, p. 692.

[16] Mafatih Nowin, p. 692.

[17] Discursos de los infalibles, vol. 2, p. 122.

[18] Ibíd., Pág. 125.

[19] Te preguntan (colección de preguntas coránicas del Santo Profeta), p. 79.

[20] Discursos de los infalibles (P), vol. 2, p. 121.

[21] Ibíd.

[22] Ibíd., Pág. 122.

[23] Tafsir Nemune, Vol. 1, pág. 636.

[24] Discursos de los infalibles, vol. 2, p. 120.

[25] Uyun Akhbar al-Reza, volumen 1, página 230; Discursos de los infalibles (P), vol. 2, p. 120.

[26] Discursos de los infalibles, vol. 2, p. 120.

[27] Ibíd., Pág. 121.


Fecha de emisión: « 2021/4/9 »
Comentarios
*Texto
*Código de verificación http://makarem.ir
Vistas : 2894