El Eid del Mabaz, y los objetivos del envío del Profeta Muhammad (PBD)

Sitio Informativo de la Oficina del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

صفحه کاربران ویژه - خروج
ورود کاربران ورود کاربران

Iniciar sección

Código de verificación:

Usuario:

Contraseña:

para acceder a los contenidos avanzados del sitio regístrese Por favor .
Ordenar por
 
makarem news

27 de Rayab, el inicio de la misión profética del Profeta Muhammad (PBD)

El Eid del Mabaz, y los objetivos del envío del Profeta Muhammad (PBD)

La purificación de las almas y los corazones… Enseñar y educar a la gente… Establecimiento del gobierno islámico… Establecimiento de la justicia y equidad

Dios envió al Profeta del Islam (PBD) en una época donde había pasado mucho tiempo desde la profecía de los profetas anteriores. Las naciones humanas estaban en un profundo sueño de ignorancia y el pecado y la corrupción se habían manifestado en cualquier parte. Las llamas de la guerra habían quemado muchos pueblos y el mundo estaba en la oscuridad de engaño y arrogancia. [1] En aquellos tiempos, el Profeta del Islam (la paz sea con él y con su descendencia), mediante su religión divina, desgarró el manto de la oscuridad que había cubierto todo el mundo. [2]

En el Sagrado Corán, Dios, Exaltado sea, se ha referido a diferentes aspectos y filosofías del envío de los profetas y las religiones celestiales, describiendo al Profeta del Islam (PBD) con los siguientes atributos:

Él invita a las personas hacia la bondad, prohíbe la maldad, considera licito lo puro y considera ilícito lo impuro. El Corán dice en una aleya: “les ordena el bien y les prohíbe el mal, les permite todo lo beneficioso y solo les prohíbe lo perjudicial, y les abroga los preceptos difíciles que pesaban sobre ellos. Y quienes crean en él, lo secunden, defiendan y sigan la luz que le ha sido revelada, serán los bienaventurados.” [3] [4]

Precisamente, los asuntos antes mencionados se tratan de la prosperidad y la perfección del ser humano, la meta que cualquier persona está buscando en su vida. [5]

 

La purificación de las almas y los corazones y la perfección de las virtudes morales

Sin lugar a dudas, la meta del envío de los Profetas es educar a la gente, y para lograr este objetivo, los profetas han sufrido muchas dificultades. [6] El Profeta del Islam (PBD), como el líder y el señor de todos los mensajeros de Dios, ha declarado que una de las metas principales de su profecía es perfeccionar los rasgos morales en la gente. [7] [8] En el Sagrado Corán, y las narraciones islámicas, hay muchas evidencias que demuestran que el Profeta (PBD) dedicó la mayor parte de su vida para educar a la gente y purificar su alma. [9] [10] De hecho, todos los objetivos de la profecía del Mensajero de Dios, yacen en la perfección del ser humano.[11]

A la luz de esto, el Profeta del Islam (PBD) ha dicho: “Yo fui enviado para perfeccionar los rasgos morales (en la gente)” [12] [13] Este hadiz ha sido narrado en diferentes fuentes islámicas. [14] [15]

Es de hacer notar que en este hadiz, en árabe, se ha usado la palabra “انما” que es artículo de exclusión. Esto demuestra que este hadiz presenta la perfección de los rasgos morales como el objetivo principal de la profecía del Profeta Muhammad (PBD). [16] También indica la importancia de la moralidad en la fe islámica. [17]

El profeta del Islam (PBD) dice en otro hadiz: “En el día del Juicio, la primera cosa que se evalúa en el Balance de las obras es el buen carácter.” [18] De acuerdo con este hadiz, el buen carácter es tan importante desde el punto de vista del Islam, hasta tal punto que en el día del Juicio Final, se evalúa antes de las prácticas islámicas como la oración, el ayuno, el Yihad, el Quin to, y el Azaque. [19]

Es por lo tanto que las aleyas coránicas califican la purificación de las almas como el objetivo principal del Profeta (PBD). Al respecto, la segunda aleya de la Sura al-Yum’a dice: “Es Él Quien eligió de entre los ummiyin (los que no fueron a la escuela), un Mensajero para que les recite Sus aleyas, los purifique y les enseñe el Libro y la sabiduría; antes de ello se encontraban en un extravío evidente.” [20]

La purificación del alma tiene un significado amplio que incluye temas como la purificación del politeísmo, la purificación de los vicios morales, el alejamiento de los pecados, y la purificación de la propiedad a través del pago del Azaque. [21] De hecho, el libro de Dios y la sabiduría divina, todos guían al ser humano hacia la perfección de los rasgos morales. [22] Tal vez es por lo tanto que el Corán, antes de mencionar la educación de las personas, menciona la purificación de sus almas como el objetivo dela profecía  del Profeta Muhammad (PBD). [23]

 

Enseñar y educar a la gente, los factores principales del envío del Profeta (PBD)

Es obvio que el Profeta del Islam (PBD) fue enviado con el fin de enseñar y educar a la gente, [24] en otras palabras, la última meta de los profetas fue guiar a la gente al camino de la perfección, en términos del conocimiento y la práctica. [25] La mitad del carácter del ser humano consiste en su conocimiento y la razón, y la otra mitad de su carácter, se trata de sus instin tos y deseos innatos. Por lo tanto, de la misma manera que el hombre requiere de conocimiento, requiere también de educación y la orientación de los instin tos hacia el camino correcto. [26] De hecho, los profetas fueron enviados para guiar a la gente en estos dos aspectos. [27]

Para aclarar este tema, hay que señalar el hecho de que el conocimiento del ser humano es limitado, y está mezclado con diferentes tipos de dudas y errores, [28] pero los profetas (P), gracias a su conocimiento que se origina de la revelación divina, son inmunes al error y pueden ayudar a las personas a corregir sus errores y les enseñan lo que no saben. [29]

En una parte del Sagrado Corán, se ha referido a Dios como el que ha enseñado a la gente por medio de la escritura. [30] Esta enseñanza empezó desde el inicio de la creación de Adán (P): “Y enseñó a Adán los Nombres.” [31], y fue mencionada entre los objetivos principales del Profeta del Islam (PBD): “un Mensajero para que les recite Sus preceptos, los purifique y les enseñe el Libro y la sabiduría” [32] Al respecto, el Profeta del Islam ha dicho en un hadiz: “Yo fui enviado para educar”. [33]

El Islam da mucha importancia a la búsqueda de conocimiento y estudiar. Este hecho es mencionado en un hadiz como un deber solemne: “La búsqueda de conocimiento es un deber solemne para todos los musulmanes.” [34] [35]

El sagrado Corán considera la misión profética como una virtud para el Profeta (PBD): “Ese es el favor de Dios. Él lo otorga a quien quiere. Y Dios es el Dueño del favor inmenso.” [36]

La segunda aleya de la Sura al-Yum’a dice: “Es Él Quien eligió de entre los ummiyin (los que no fueron a la escuela), un Mensajero para que les recite Sus aleyas, los purifique y les enseñe el Libro y la sabiduría; antes de ello se encontraban en un extravío evidente.” [37] En esta aleya, se destacan los siguientes puntos:

1- La recitación de las aleyas se refiere a un acto continuo que tiene un orden fijo y un programa educativo especial para la gente. [38]

2- En esta aleya, se refiere al Profeta (PBD) como uno de los ummiyin (los que no fueron a la escuela). Esto quiere decir que el conocimiento del Profeta no le fue enseñado por nadie, sino que fue originado a partir de una fuente divina e infinita, y por lo tanto, él pudo tener suficiente conocimiento para guiar a todos. [39] [40]

El objetivo del Profeta Muhammad (PBD), fue el mismo objetivo de Dios, es decir, la expansión del conocimiento y la sabiduría entre la gente. [41] Este objetivo, fue mencionado en la súplica del Profeta Ibrahim, por la comunidad musulmana, donde dijo: “«¡Señor nuestro! Desígnales, de entre ellos, un Mensajero que les recite Tus versículos y les enseñe la Escritura [Sagrada], la Sabiduría y les purifique. En verdad, Tú eres el Poderoso, el Sabio.»” [42]

 

La expansión del conocimiento y la sabiduría, bajo la luz del establecimiento del gobierno islámico

Es obvio que para la expansión del conocimiento y la sabiduría, no existe mejor vía que el establecimiento del gobierno islámico. [45] Un buen y eficiente programa educativo es el que es apoyado por un justo gobierno islámico, que financie sus gastos a partir de la tesorería pública de los musulmanes y que allane el camino para la purificación de las almas de las personas y la guía hacia la perfección y la prosperidad. [46]

De hecho, el propósito principal del establecimiento de los gobiernos islámicos, es el cumplimiento de las metas de los profetas. [48] Fue por lo tanto que el Profeta del Islam (PBD), después de su emigración a Medina, antes de todo, estableció un gobierno islámico. [49] Él sabía que los propósitos de los profetas, entre ellos, la educación, el establecimiento de la justicia y la perfección de las personas, no se obtienen sin establecer un gobierno, por eso, por la orden de Dios, estableció el primer gobierno islámico en Medina. [50]

Vale la pena señalar que el hombre es un ser social y no puede ser cambiado a la fuerza u ocasionalmente, sino a través del pensamiento y la cultura. Por lo tanto, la mejor vía para cambiar y guiar a la gente es presentándoles un buen programa educativo, en  caso contrario, las personas se convierten en seres ignorantes y salvajes que usan su voluntad y fuerza para caer en su propia miseria. [55]

También, cabe destacar que el conocimiento sin práctica no es de ninguna utilidad. Según las narraciones islámicas, la gente del infierno sufre el mal olor de los sabios que no utilizaban su conocimiento en camino correcto. [56] basado en este hadiz, aquellos que tienen conocimiento, tienen más responsabilidad de ponerlo en práctica, y purificar su propia alma, antes de que traten de guiar y educar a otras personas. [57]

 

Establecimiento de la justicia y equidad

Uno de los objetivos importantes del envío de los profetas es el establecimiento de la justicia y equidad en la sociedad humana. [58] El Corán dice a este respecto: “Ciertamente, enviamos a Nuestros Mensajeros con las pruebas claras e hicimos descender con ellos la Escritura y la Balanza para que los humanos establezcan la justicia.” [59] [60] De hecho, todos los profetas y enviados de Dios han tratado de establecer la justicia en la tierra. [62]

El establecimiento de la justicia, no es alcanzable salvo a través del establecimiento de un gobierno justo, en caso contrario, no sería posible luchar en contra  los arrogantes y opresores del mundo, quienes solo piensan en sus propios beneficios y no les importa la pérdida de las demás personas. [65]

 

Guiar a la gente desde la oscuridad hacia la luz

Según las aleyas del Corán, uno de los propósitos del envío del Profeta Muhammad (PBD) fue guiar a la gente desde la oscuridad hacia la luz. Dios dice en el Sagrado Corán: “Una Escritura [Sagrada] que hemos hecho descender a ti para que saques a la gente de las tinieblas hacia la Luz con el permiso de su Señor, hacia el camino del Poderoso, el Alabado.” [68] [69]

Se puede afirmar que en esta aleya, “las tinieblas” se refieren a la ignorancia o a la idolatría, y “la luz” se refiere a la fe y conocimiento. [70]

De hecho, todos los objetivos del envío del Profeta del Islam (PBD) son resumidos en esta frase “Salvación de la oscuridad y guiar hacia la luz”. Es de hacer notar que en esta aleya, la palabra “tinieblas” se ha mencionado en forma plural mientras que la luz es una palabra singular. Esto quiere decir que las tinieblas se refieren a una serie de maldades como la idolatría, la ignorancia y la incredulidad, mientras que el camino recto (la luz) es único. [71]

La segunda aleya de la sura al-Yum’a dice que la gente, antes de la aparición del profeta del Islam, estaba en un extravío evidente. Esto se refiere a la época de la ignorancia, donde las personas adoraban a los ídolos que ellos mismos habían creado con sus manos, y se aferraban a ellos buscando salvación de sus problemas y dificultades,  [72] y aun peor, enterraban a sus hijas vivas y lo consideraban un acto admirable. [73]

Su adoración y oración ante la Kaaba no era más que silbidos y aplausos, e incluso, circunvalaban alrededor de la Kaaba estando desnudos  considerándolo una práctica de adoración. Sus creencias estaban llenas de supersticiones, la guerra y el derramamiento de sangre fueron grandes honores para ellos, y la mujer en sus vistas, fue como una mercancía que se intercambiaba en los mercados y en los juegos de azar y no disfrutaba de los mínimos derechos humanos. Los niños heredaban los rencores tribales de sus padres y continuaban la guerra y el derramamiento de sangre en las próximas generaciones, como una costumbre. [74]

El Profeta del Islam fue enviado en aquella época, y mediante su libro celestial, su sabiduría, y su educación, liberó a la gente de su “extravío evidente”. De hecho, el gran cambio de la gente de aquella época, de los árabes beduinos y paganos a los creyentes sabios y devotos, fue uno de los grandes milagros del profeta del Islam. [75]

Observaciones finales

Al final cabe destacar que el objetivo del envío de los profetas no se reduce solamente en el establecimiento de la justicia y equidad, sino en la perfección de las personas y guiarlas hacia la proximidad de Dios. [77]

El Profeta del Islam vino a mejorar la vida del ser humano en su sentido completo, es decir, su vida mundanal, su vida espiritual, su vida cultural, su vida económica, su vida política, su vida moral y su vida social. [78] La preocupación del Profeta (PBD) fue la perfección del ser humano y todo lo que se trata de su prosperidad. [82]

 

Notas

[1] Los Juramentos Coránicos, `172.

[2] Ibíd.

[3] Surah al-A'raf, versículo  157.

[4] Mensaje del Corán, tomo 7, p. 14.

[5] ibíd. tomo 2; p. 28.

[6] Las luces de guía; Página 21.

[7] Makarem al-Ajlaq, p 8.

[8] Las luces de guía (Anwar Hedayat), p. 21.

[9] palabras en Tafsir Nemune, p. 128.

[10] Ética islámica en Nahj al-Balaga, vol. 1, p. 8.

[11] Ética en el Corán; 1; p. 22.

[12] Kanz al-Ummal, Hadiz 52175 (Volumen 3, página 16).

[13] Ética en el Corán; 1; p. 22.

[14] Kanz al-Ummal, Hadiz 5218.

[15] Bihar al-Anwar, Vol. 66, página 405.

[16] Ética en el Corán; tomo 1; p. 22.

[17] Los Juramentos Coránicos, p. 360.

[18] Mizan al-Hikma, vol. 3, hadiz 5015.

[19] Los Juramentos Coránicos, p. 360

[20] Ibíd. p. 86.

[21] Selección de Tafsir Nemune; tomo 5; p. 474.

[22] Ética en el Corán; tomo 1; p. 19.

[23] Ibíd.

[24] Ibíd. tomo 1; p. 62.

[25] Tafsir Nemune; tomo 1; p. 457.

[26] Ibíd.

[27] Ibíd.

[28] Ibíd.

[29] Ibíd.

[30] Sura al-‘Alaq, versículo 4.

[31] Sura al-Baqara, versículo  31.

[32] Sura al-Ym’a, versículo  2.

[33] Bihar al-Anwar, vol 1.

[34] Bihar al-Anwar, vol. 1, p. 177; Sunan Ibn Majah, vol. 1, p. 81.

[35] Enciclopedia del Fiqh al-Muqaran; tomo 2; p. 218.

[36] Selección de Tafsir Nemune; tomo 5; p. 179

[37] Ibíd. tomo 5; p. 178.

[38] Tafsir Nemune, tomo 1; página 456.

[39] Mensaje del Corán; tomo 7; p. 19.

[40] Ibíd.

[41] Ibíd. tomo 10; p. 246.

[42] Sura al-Baqara, versículo  129.

[43] Mensaje del Corán; tomo 7; p. 19.

[44] Ibíd. tomo 7; p. 18.

[45] Administración y liderazgo en el Islam, p. 22.

[46] Ibíd.

[47] Mensaje del Corán; C 10; p. 23.

[48] ​​ Ibíd. p. 24.

[49] Ibíd. p. 47.

[50] Ibíd.

[55] Discurso del Ayatolá Makarem Shirazi, Qom, 07/01/1382 hégira solar.

[56] Las luces de guía (Anwar Hedayat), p. 21.

[57] Ibíd.

[58] Los objetivos del levantamiento del Imam Husain; p. 93.

[59] Sura al-Hadid, versículo  25.

[60] Enciclopedia del Fiqh al-Muqaran; tomo 2; p. 228.

[61] Bihar al-Anwar, volumen 24, página 292.

[62] Los objetivos del levantamiento del Imam Husain; p. 93.

[65] Administración y liderazgo en el Islam, p. 23.

[66] El Corán y el ultimo profeta, p. 265.

[67] Discurso del Ayatolá Makarem Shirazi, Qom, 07/01/1382 hégira solar.

[68] Mensaje del Corán, tomo 7, p. 27.

[69] Selección de Tafsir Nemune; tomo 2; p. 492.

[70] Sura Ibrahim, versículo  1.

[71] Tafsir Nemune, tomo 24; p. 258.

[72] Ibíd., p. 108.

[73] Ibíd.

[74] Ibíd.

[75] Ibíd.

[76] Mensaje del Corán; tomo 7; p. 28.

[77] Ibíd. p. 48.

[78] Ibíd. p. 36.

[82] Ibíd. tomo 2; p. 28.


Fecha de emisión: « 2019/4/2 »
La esclavitud desde la perspectiva del Islam

2 de diciembre, Día Internacional de la Abolición de la Esclavitud

La esclavitud desde la perspectiva del Islam

Comentarios
*Texto
*Código de verificación http://makarem.ir
Vistas : 848