Súplica del decimoprimer día de Ramadán comentada por el Ayatolá Makarem Shirazi

Sitio Informativo de la Oficina del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

صفحه کاربران ویژه - خروج
ورود کاربران ورود کاربران

Iniciar sección

Código de verificación:

Usuario:

Contraseña:

para acceder a los contenidos avanzados del sitio regístrese Por favor .
Ordenar por
 
makarem news

Súplicas para cada día del mes de Ramadán

Súplica del decimoprimer día de Ramadán comentada por el Ayatolá Makarem Shirazi

Texto árabe de la súplica, Audio, Transliteración, Traducción Español, Comentario del Ayatolá sobre la súplica

 

اللهُمَّ حَبِّبْ الَىَ‏ فيهِ الْإِحْسانَ، وَكَرِّهْ الَىَّ فيهِ الْفُسُوقَ وَالْعِصْيانَ، وَحَرِّمْ عَلَىَّ فيهِ السَّخَطَ وَالنّيرانَ، بِعَوْنِكَ يا غِياثَ‏الْمُسْتَغيثينَ‏

 

al-lâhumma habbib ilâîia fîhil ihsân ua karrih ilâîia fîhil fusûqa ual ‘isiân ua harrim ‘alaiia fîhi-s sajata uan nîrân bi’aunika iâ giâzal mustagîzîn

¡Oh, Dios mío, haz que ame en este día la bondad, y haz que aborrezca el pecado y la desobediencia. Y prohíbeme en este día tu Ira y el fuego (del Infierno)! Por tu auxilio, ¡Oh, Auxiliador de quienes te imploran! [1]

Entre los más importantes puntos de la súplica del decimoprimer día del mes de Ramadán se encuentran los siguientes:

  • La bondad y sus manifestaciones en el Islam;
  • Significado del pecado;
  • La ira de Dios y el fuego del Infierno.

 

La bondad y sus manifestaciones en el Islam

La bondad en su sentido general se refiere a cualquier obra buena, desde las obras de adoración hasta la caridad, sin embargo, en su sentido específico se refiere a los actos de caridad y dar limosna a los necesitados. [2]

Se puede afirmar que la bondad es lo que el creyente realiza más allá de su obligación, en otras palabras, si el creyente, además de realizar los actos obligatorios en la religión, hace cosas meritorias y recomendables, ha alcanzado la bondad. [3] [4] Sin embargo, para alcanzar la bondad la persona debe tener una intención sincera y pura por Dios y debe ofrecer lo mejor que tiene en este camino. Es por lo tanto que el Sagrado Corán dice: “No obtendréis la virtud hasta que no gastéis en caridad de aquello que amáis. Y cualquier cosa que gastéis Dios lo sabrá.” (Corán, 3: 92)

Algunas narraciones islámicas, hablan de la bondad en su sentido general, describiéndola como un estado de perfección del ser humano [5] en el que el hombre siempre siente la vigilancia de Dios, y por lo tanto evita los pecados y realiza las obras de adoración con certeza y sinceridad.[6] [7]

El  concepto opuesto a la bondad es la mezquindad. De hecho, las personas tacañas, además de que no ayudan a los demás y no gastan de su riqueza en el camino de Dios, evitan que las demás personas realicen actos de caridad. [8] [9]. El hombre a veces llega a un punto en el que quiere todo lo bueno solamente para sí mismo, y esto es el peor tipo de la mezquindad. [10]

En la primera parte de la súplica de este día, leemos: “¡Oh, Dios mío, haz que ame en este día la bondad!

La “bondad” en esta súplica se refiere a los actos de caridad, es decir el buen comportamiento con los pobres, necesitados y huérfanos y compartir la riqueza con ellos, sin molestarlos o humillarlos. [11]

 

Significado del pecado

En la segunda parte de la súplica del décimo primer día del mes de Ramadán pedimos a Dios “¡Oh Dios! haz que aborrezca el pecado y la desobediencia”.

Desde el punto de vista islámico, El “pecado” se define como el acto de hacer lo que Dios ha prohibido o abandonar lo que Dios ha hecho obligatorio. Los pecados pueden ser actos corporales; tal como romper el ayuno, o una creencia incorrecta; tal como el politeísmo (atribuir socios a Dios).

El Corán y las narraciones islámicas son las fuentes a través de las cuales se determinan cuáles actos se consideran pecados, porque en muchos casos, la razón y el intelecto del ser humano no son capaces de verificar y distinguir entre los pecados y los actos permitidos; por lo tanto, Dios nos lo ha explicado de acuerdo a Su conocimiento y sabiduría a través de la revelación y la religión.[12] [13]

Se dice que el ser humano, al cometer pecados, poco a poco va perdiendo su posición ante Dios. [14] El pecador es el que se ha quitado la ropa de la obediencia y ha seguido el camino de la rebeldía ante Dios. [15] [16] Es por lo tanto que en esta súplica pedimos a Dios que haga que nosotros aborrezcamos el pecado, ya que los deseos rebeldes del ser humano, junto con las tentaciones satánicas lo están invitando continuamente al pecado. [17] Ahora, si la persona comete un pecado por primera vez, se le hace más fácil cometerlo por segunda vez, hasta que poco a poco, dejará de aborrecer el pecado y no sentirá vergüenza  de repetirlo. [18] Esto a veces llega a tal punto que el pecador se siente orgulloso de su pecado y trata de justificar sus hechos de cualquier manera. [19] Sin embargo, si la persona aborrece el pecado, a pesar de que algunas veces los comete, nunca trata de justificarlo y finalmente encuentra una vía para el arrepentimiento. [20]

 

La ira de Dios y el fuego del Infierno

En la última parte de esta súplica, recitamos: “¡Oh Dios! prohíbeme en este día tu Ira y el fuego (del Infierno).”

Entre los castigos divinos, uno de los castigos más importantes es el fuego ardiente del Infierno. El Corán describe las peculiaridades de este fuego en diferentes aleyas, algunas de las cuales son  las siguientes:

  • “Serán llevados a un fuego intenso” (Corán, 88, 4)
  • En verdad, a aquellos que no creen en Nuestras señales, les haremos arder en un Fuego en el que cada vez que sus pieles se quemen se las sustituiremos por otras distintas, para que saboreen el castigo. En verdad, Dios es poderoso, sabio.” (Corán, 4, 56)
  • “(Es un fuego que) no deja nada sin quemar ni cesa jamás.” (Corán, 74, 28)
  • “Es un fuego encendido por Dios cuyo dolor alcanza los corazones. En verdad, se cerrará sobre ellos en columnas alargadas.” (Corán, 104, 6-9)
  • Un Fuego cuyo combustible son los seres humanos y las piedras y sobre los cuales habrá ángeles severos y poderosos, que no desobedecen lo que Dios les ordena”. (Corán, 66, 6)

En esta súplica, nos refugiamos en Dios de Su ira, ya que cualquier pecado que provoca la ira de Dios será castigado con el fuego del Infierno, salvo que sea perdonado por Dios.

Notas

[1] Mafatih Nowin, p. 814.

[2] Tafsir Nemune; tomo 2; p. 39.

[3] Sura al-Bagara (verso 195) (Tafsir Nemune; tomo 2, p. 49); Sura Al-Rahman; Verso 60 (Tafsir Nemune; tomo 23, pp. 181-182); Sura Mursalat; Verso 44; Tafsir Nemune; tomo 25, p. 425.

[4] Palabras en Tafsir Nemune, p. 27.

[5] Islam y la asistencia de los pueblos, pág. 63.

[6] Tafsir Nur al-Zaqalain; tomo 1; p. 553; H 579; debajo del verso 125 de la sura al-Nisa.

[7] Mensaje del Corán, tomo  6, pág. 157.

[8] Ética islámica en Nahj al-Balagah; tomo 2; p. 448.

[9] La ética en el Corán; tomo 2; p. 379.

[10] Ibíd. p. 380.

[11] Tafsir Nemune; tomo 2; p. 37.

[12]Sura Baqara; Verso 26; Baqara, tomo 1, página 191.

[13] Palabras en la Tafsir Nemune, página 411.

[14] Tafsir Nemune; tomo 1; p. 368.

[15]Sura Baqara; Verso 99; Baqara, tomo 1, página 423.

[16] Palabras en Tafsir Nemune, p. 410.

[17] Tafsir Nemune; C4; p. 351.

[18] La ética en el Corán; 1; p. 196.

[19]Ibíd.

[20] Mensaje del Imam Amir al-Mu'minin (P) tomo; 15; P. 115.

 

Publicado por la Oficina del Ayatolá Makarem Shirazi

Makarem.ir WhatsApp: +9890308907812

 


Fecha de emisión: « 2019/5/16 »
Un vistazo a la vida de la honorable señora Jadiya (P)

10 de Ramadán, aniversario del fallecimiento de la honorable Jadiya (P)

Un vistazo a la vida de la honorable señora Jadiya (P)

Comentarios
*Texto
*Código de verificación http://makarem.ir
Vistas : 108