Súplica del décimo segundo día de Ramadán comentada por el Ayatolá Makarem Shirazi

Sitio Informativo de la Oficina del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

صفحه کاربران ویژه - خروج
Ordenar por
 
makarem news

Súplicas para cada día del mes de Ramadán

Súplica del décimo segundo día de Ramadán comentada por el Ayatolá Makarem Shirazi

Texto árabe de la súplica, Audio, Transliteración, Traducción Español, Comentario del Ayatolá sobre la súplica

اللهُمَّ زَيِّنّى  فيهِ بِالسَّتْرِ وَالْعَفافِ، وَاسْتُرْنى  فيهِ بِلِباسِ الْقُنُوعِ وَالْكَفافِ، وَاحْمِلْنى  فيهِ عَلَى الْعَدْلِ وَالْإِنْصافِ، وَ امِنّى  فيهِ مِنْ كُلِّ ما اخافُ، بِعِصْمَتِكَ يا عِصْمَةَ الْخآئِفينَ

 

al-lâhumma zaîinnî fîhi bi-s sitri ual ‘afâf uasturnî fîhi bilibâsil qunû’i ual kafâf uahmilnî fîhi ‘alal ‘adli ual insâf ua âminnî fîhi min kul-li mâ ajâf bi’ismatika iâ ‘ismatal jâ’ifîn

¡Oh, Dios mío, engaláname en este día con el ornamento del pudor y la dignidad, y vísteme en este día con la vestimenta de la conformidad y castidad! Condúceme hacia la justicia y equidad y bríndame seguridad en este día frente a lo que temo. Por Tu protección, ¡Oh, Protector de los Temerosos! [1]

Entre los más importantes puntos de la súplica del décimo segundo día de Ramadán se encuentran los siguientes:

  • El pudor y la castidad
  • La Justicia y la seguridad
  • El mejor Protector

El pudor y la castidad

En la primera parte de esta súplica, recitamos: “¡Oh, Dios mío, engaláname en este día con el ornamento del pudor y la castidad!”.

 El pudor y la castidad en el Islam se refieren a una caracteristica moral por la que el ser humano, ya sea hombre o mujer, tiene vergüenza de cometer faltas. El pudor, es como un velo que protege al ser humano contra las cosas prohibidas, y es por lo tanto que el pudor y el Hiyab son dos conceptos que se relacionan entre sí. [2] [3]

En esta súplica, pedimos a Dios que nos cubra con este velo. Además es necesario que los creyentes cubran los defectos y las faltas de otros creyentes y que no revelen sus secretos, ya sean buenos o malos. [4]El Islam hace mucho hincapié en respetar la reputación y el honor de los creyentes. Si alguien revela los secretos y lo defectos de otro creyente, en realidad ha arruinado su honor y reputación entre la gente. [5] Si los creyentes no se cubren los defectos el uno al otro, se creará un ambiente de desconfianza en la sociedad, y ésta perderá su sanidad y seguridad. Es por lo tanto que el Islam prohíbe que los creyentes revelen los defectos de otros creyentes. [6] [7]

Por otro lado, cuando se revelan los secretos y los defectos de una persona, ésta poco a poco pierde su vergüenza, y es posible que se atreva a repetir tales pecados. Pero si el pecado que ha cometido se mantiene en secreto, habrá una luz de esperanza para que el hombre se arrepienta sin que pierda su reputación entre la gente. [8]

Esta súplica se refiere al pudor y a la castidad como ornamentos para el ser humano. Esto quiere decir que estas dos características morales dan belleza a nuestro estilo de vida. De hecho, si nosotros controlamos nuestros deseos rebeldes, nuestra vida no será limitada en la búsqueda de cosas y posiciones mundanales, tales como el poder, la riqueza, la fama, y el placer, y así la vida tendrá una belleza especial bajo la sombra del pudor y la castidad. [10]

 

La Justicia y La seguridad

En la segunda parte de esta súplica, pedimos a Dios: “¡Oh Dios! Condúceme hacia la justicia y la equidad y bríndame seguridad en este día frente a lo que temo.”.

En las fuentes islámicas, la justicia se define como el estado donde todo se coloca y se utiliza en su lugar adecuado y verdadero. [11]

En su sentido específico, la justicia significa respetar los derechos de todos y darle a cada quien lo que es legítimamente suyo. [12]

La importancia de las reglas de justicia en el marco de las enseñanzas del Islam es en la medida en que todos los musulmanes tienen la obligación de cumplirlas en sus relaciones personales y públicas, y es en tal sociedad que se establece una seguridad firme y estable. De hecho, el establecimiento de la seguridad depende del establecimiento de la verdadera justicia. [13]

La verdadera justicia en una comunidad musulmana busca la transformación de la estructura social, la distribución justa de la riqueza y los ingresos, la erradicación de la pobreza, la creación de empleos, la promoción del bienestar público, el crecimiento cultural, la mejora de la seguridad, el establecimiento de la justicia y la difusión de la espiritualidad. [14]

 

El mejor Protector

En la parte final de esta súplica, rogamos a Dios llamándolo “¡Oh, Protector de los Temerosos!”

Desde el punto de vista del Corán, la prosperidad y la seguridad de las naciones estás sujeta a las fuerzas y los poderes que las protegen. Es claro que si este poder sea un poder inmortal e infinito, estas personas no temerán a nadie, ya que se encuentran bajo la protección de un poder invencible. Tal poder no tiene ninguna manifestación en todo el mundo salvo en Dios, el gran creador del universo.  [15]

 

Notas

[1] Mafatih Nowin, p. 814.

[2] Mensaje del Imam Amir al-Mu'minin (p); 4; p. 512.

[3]  Ibíd. p. 724.

[4]  Selección de Tafsir Nemune, tomo 1, p. 470.

[5]  La ética en el Corán, tomo.3; p. 351.

[6]  Ibíd.

[7] Ibíd.

[8] Mensaje del Imam Amir al-Mu'minin (p); tomo 1; p. 424.

[9] Ibíd; tomo 2; p. 508

[10] Ética islámica en Nahj al-Balagah ; tomo 1; p. 340.

[11] Tafsīr Nemune, vol. 6, p. 143.

[12] Surah "al-A'rāf", v. 29 [Tafsīr Nemune, vol. 6, p. 177].

[13] El Mensaje del Corán, vol. 8, p. 278.

[14] La Enciclopedia del Fiqh al-Muqaran, vol. 2, p. 126.

[15] Tafsīr Nemune, vol. 1, p. 333.

 

Publicado por la Oficina del Ayatolá Makarem Shirazi

Makarem.ir WhatsApp: +9890308907812

 


Fecha de emisión: « 2019/5/17 »
Comentarios
*Texto
*Código de verificación http://makarem.ir
Vistas : 808