Súplica del vigésimo segundo día del mes de Ramadán comentada por el Ayatolá Makarem Shirazi

Sitio Informativo de la Oficina del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

صفحه کاربران ویژه - خروج
Ordenar por
 
makarem news

Súplicas para cada día del mes de Ramadán

Súplica del vigésimo segundo día del mes de Ramadán comentada por el Ayatolá Makarem Shirazi

Texto árabe de la súplica, Audio, Transliteración, Traducción en Español, Comentario del Ayatolá sobre la súplica

 

اللهُمَّ افْتَحْ لى فيهِ ابْوابَ فَضْلِكَ، وَانْزِلْ عَلَىَّ فيهِ‏ بَرَكاتِكَ، وَوَفِّقْنى‏ فيهِ لِمُوجِباتِ مَرْضاتِكَ، وَاسْكِنّى‏ فيهِ بُحْبُوحاتِ‏ جَنَّاتِكَ، يا مُجيبَ دَعْوَةِ الْمُضْطَرّينَ؛

al-lâhumma-ftah lî fîhi abuâba fadlik ua anzil ‘alaîia fîhi barakâtika ua uaffiqnî fîhi limûÿibâti mardâtik ua askinnî fîhi buhbûhâti ÿannâtika iâ muÿîba da’uat-il mudtarrîn

¡Oh, Dios mío, abre para mí en este día las puertas de Tu misericordia, haz descender para mí en este día Tus bendiciones, dame éxito en este día para obtener Tu satisfacción y hospédame en este día en el medio de los Paraísos! ¡Oh, Quien responde la súplica de los compelidos![] [1]

 

Entre los más importantes puntos de la súplica del vigésimo segundo día del mes de Ramadán se encuentran los siguientes:

  • Las puertas de la misericordia.
  • La complacencia de Dios.
  • La recompensa de los piadosos (El Paraíso)

 

Ramadán, el mes de apertura de las puertas de la misericordia.

¡Oh, Dios mío, abre para mí en este día las puertas de Tu misericordia!

De hecho la solución de todos los problemas y las llaves de todas las puertas están en las manos de Dios. [2] Es por lo tanto, que en esta súplica pedimos a Dios que abra las puertas la misericordia divina durante el  mes de Ramadán; para que estas desciendan sobre nosotros y que nos hagan prescindir de otras cosas. [3] [4]

Es seguro que cualquier persona que quiera ingresar a una casa debe entrar por su puerta, y la apertura de cada puerta solo es posible a través de su "llave". [5] [6]

Por ejemplo, la fe, es la llave de la casa de la bondad y la complacencia de Dios. [7]

La lengua puede ser la llave de muchas bondades entre ellas, ordenar el bien y prohibir el mal, [8] así como también puede ser la llave de algunos pecados tales como la mentira y el chisme.

El temor a Dios es la llave de la prosperidad en el Día de la Resurrección. [9]

La piedad es la llave de la salvación,  y la liberación de la esclavitud de Satanás. [10] [11]

Los creyentes sabios y conscientes son aquellos que pueden obtener estas llaves y claves para abrir las puertas de la felicidad y la perfección.

¡Oh Dios, trátanos con Tu misericordia, no con Tu justicia!

Según el Corán y las narraciones, cuando una persona decide pecar, Dios no le escribe nada en su registro de las obras siempre y cuando no haya realizado aquel pecado, y después de que el hombre comete el pecado, Dios solo le registra un pecado correspondiente a lo que ha cometido. Pero cuando una persona decide realizar una obra buena, Dios le escribe recompensas antes de que esta realice su obra. Y después de que realiza la obra buena, Dios le escribe recompensas diez veces más grandes que las que merecía por tal obra buena. [13] [14]

De hecho, si Dios nos tratara con Su justicia, todos nosotros mereceríamos el castigo divino en este mundo y en el más allá. Leemos en el Sagrado Corán:

“Si Dios diese a las gentes lo que se merecen por sus injusticias no dejaría un ser vivo sobre la tierra, pero se lo pospone hasta una fecha señalada y cuando llegue su plazo no podrán retrasarlo ni una hora, ni tampoco adelantarlo.”

Es por lo tanto que en muchas súplicas islámicas, pedimos a Dios que nos trate con Su misericordia y generosidad y que no nos juzgue con Su justicia.

Igualmente, hay que señalar que la recompensa divina que nosotros recibimos en el otro mundo y en el Paraíso, no es solamente las que nosotros merecemos por nuestras obras, sino que es por la misericordia de Dios y Su generosidad. De hecho, la recompensa que Dios da a sus siervos es más de lo que merecen o pueden imaginar.

 

La noche del Qadr, y el descenso de los ángeles y las bendiciones celestiales

El mes de Ramadán es el mes del descenso de las bendiciones divinas, y lo más importante es que en este mes, el Sagrado Corán fue revelado durante la noche del Qadr. [15]

Se ha narrado que cuando el Profeta Abraham (P) fue arrojado al fuego, los ángeles descendieron hacia él y le enviaron  paz y salud, entonces, el fuego se hizo frío e inofensivo para Abraham (P). ¿Acaso el fuego del infierno no se enfría para los creyentes debido a la salutación de los ángeles a los creyentes en la noche del Qadr? Aquella gran bendición fue otorgada una vez a Abraham (P), y ahora es otorgada a la comunidad musulmana. [16]

 

¿La complacencia de Dios o la complacencia de la gente?

Leemos en esta súplica: “¡Oh Dios! dame éxito en este día para obtener Tu satisfacción.”

A veces en la vida nos ocurre que nos encontramos en una encrucijada, entre la complacencia de Dios y la complacencia de la gente. Por ejemplo, si decimos una mentira, si asistimos a una reunión pecaminosa, o si damos soborno, es posible que alegremos a algunas personas pero al mismo tiempo provocamos la ira de Dios. En estas condiciones, los creyentes prefieren la complacencia de Dios sobre cualquier cosa y no Lo desobedecen bajo ninguna condición. Esto es un nivel alto de la piedad. [17] [18]

 

Un jardín en el medio del Paraíso

Al final de esta suplica pedimos a Dios: “¡hospédame en este día en medio de los Paraísos!”

De acuerdo con las narraciones, en el medio del Paraíso hay un jardín muy grande en la mejor y la más alta parte del  mismo, desde la cual se originan los ríos y las fuentes del Paraíso. Este Jardín se llama Yannat al-Firdaws. [19] [20]

Este jardín será la recompensa de aquellos que tienen fe y realizan obras buenas. [21]

 

Notas

[1] Mafatih Nowin, p. 816.

[2] Mafatih Nowin, P. 272.

[3] Tafsir Nemune; tomo 18, p. 189.

[4] Palabras en Tafsir Nemune, p. 657.

[5] Las aleyas del Wilayat en el Corán, p. 460.

[6] ¿Cómo conocemos a Dios? P. 13.

[7] Nahyul Balaga traducción persa, tomo 1, p. 61.

[8] Ética islámica en Nahyul Balaga; tomo 1; p. 94.

[9] La ética en el Corán; 1; p. 93.

[10]  Nahyul Balaga, sermón 230.

[11] La ética en el Corán, tomo 1, p. 94.

[12] ¿Cómo conocemos a Dios? P. 13.

[13] Usul Kafi; tomo; 2; H 1 y 2.

[14] Tafsir Nemune, tomo 26, página 229.

[15] Los bellos ejemplos del Corán; tomo 1; p. 8.

[16] Ibíd. tomo 27; p. 186.

[17] Meshkate Hedayat, p. 123

[18] Anwar Hedayat, p. 190.

[19]  Ruh al-Ma’ani, tomo 16, p. 47.

[20] Mensaje del Corán, tomo.6, página 268.

 [21] Mensaje del Corán; tomo 6; p. 267.

 

Publicado por la Oficina del Ayatolá Makarem Shirazi

Makarem.ir WhatsApp: +9890308907812

 


Fecha de emisión: « 2019/5/26 »
Comentarios
*Texto
*Código de verificación http://makarem.ir
Vistas : 743