Súplica del vigésimo sexto día del mes de Ramadán comentada por el Ayatolá Makarem Shirazi

Sitio Informativo de la Oficina del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

صفحه کاربران ویژه - خروج
Ordenar por
 
makarem news

Súplicas para cada día del mes de Ramadán

Súplica del vigésimo sexto día del mes de Ramadán comentada por el Ayatolá Makarem Shirazi

Texto árabe de la súplica, Audio, Transliteración, Traducción en Español, Comentario del Ayatolá sobre la súplica

 

اللهُمَّ اجْعَلْ سَعْيى‏ فيهِ مَشْكُوراً، وَذَنْبى‏ فيهِ مَغْفُوراً، وَعَمَلى‏ فيهِ مَقْبُولًا، وَعَيْبى‏ فيهِ مَسْتُوراً، يا اسْمَعَ السَّامِعينَ

al-lâhumma-ÿ‘al sa’î fîhi mashkûrâ ua dhanbî fîhi magfûrâ ua ‘amalî fîhi maqbûlâ ua ‘aibi fîhi mastûrâ iâ asma’a-s sâmi’în

¡Oh, Dios mío, haz que mi esfuerzo en este día sea valorado, que mi pecado sea perdonado, mi práctica sea aceptada y mis defectos sean cubiertos! ¡Oh, Quien mejor oye de entre quienes oyen! [1]

 

Entre los más importantes puntos de la súplica del vigésimo sexto día del mes de Ramadán se encuentran los siguientes:

  • La valoración del esfuerzo de los creyentes.
  • La aceptación de las obras.
  • El cubrimiento de los defectos.

 

¡Oh Dios! haz que mi esfuerzo sea valorado

El mes sagrado de Ramadán es el mes de  ayuno, piedad y autosuficiencia, y la recompensa de esto es el Paraíso y sus bendiciones eternas. [2] Se ha narrado que el Imam Sadiq (P) dijo que en este mes las puertas del cielo se abren,  los demonios están encadenados, y las acciones de los creyentes son aceptadas por Dios. [3] [4]

Según el Sagrado Corán, Dios nunca deja sin recompensa las buenas obras de Sus siervos. Leemos en la Sura al-Insan que cuando los creyentes entran al Paraíso y ven las grandes bendiciones, tales como los jardines hermosos, los ríos, las bebidas, y las ropas elegantes, se les dice “En verdad, ésta es vuestra recompensa. Vuestro esfuerzo ha sido apreciado.”[5] [6]

La reflexión en esta aleya y en esta parte de la súplica de hoy nos muestra que el hecho de que los esfuerzos de los creyentes sean apreciados por Dios es una bendición superior a la mayoría de las bendiciones del Paraíso. [7]

Para ellos, la complacencia de Dios es mucho más importante que cualquier placer en el paraíso, aunque según las narraciones las bendiciones del Paraíso son tan placenteras, bellas y atractivas que no se pueden imaginar por nadie en este mundo. [8]

 

Ramadán, el mes del perdón de Dios y Su amnistía

Generalmente el egoísmo y el orgullo causan en el hombre la incitación a cometer pecados, y por consiguiente, el hombre se desespera por recibir el perdón y la misericordia de Dios y esto lo conduce a cometer más pecados. Sin embargo, aquellos que tienen esperanza en el perdón de Dios y su amnistía, si se le da una oportunidad tratan de arrepentirse y mejorar su relación con Dios. Naturalmente, estas personas no van a romper este valioso vínculo por cometer pecados; y en esta circunstancia, el amor por Dios las conduce a realizar más obras buenas.

Ramadán es una de las oportunidades que el Señor les ha dado a sus siervos para liberarlos de sus pecados. Las puertas del paraíso están abiertas en este mes y las puertas del infierno están cerradas, según una narración, en cada una de  las noches de este mes siete mil personas son perdonadas. También se ha narrado que en la noche del Qadr, muchas más personas son perdonadas por Dios. [9] [10]

Diferencia entre la corrección y aceptación de las acciones

Leemos en la súplica de este día “¡Oh, Dios mío, haz que mi práctica sea aceptada!”

Según el Corán y las narraciones, solo los actos que se realizan con piedad y sinceridad son aceptadas ante Dios. Las obras buenas que se hacen sin piedad y sinceridad no tienen este valor, ya que es posible que incluso un incrédulo realice correctamente una obra buena como la oración o el ayuno, pero con otras intenciones que no sean buenas y sinceras por Dios. Es obvio que tales actos no tienen valor ni merecen recompensa. [11] [12]

Por ejemplo, el ayuno es un acto que es bueno para la salud, e incluso las narraciones islámicas nos han dicho: “Ayunad para que estéis sanos y saludables”. [13] Ahora si alguien ayuna solamente con la intención de que mejore su salud, este ayuno no es aceptado ante Dios porque es realizado por otros motivos fuera de la complacencia de Dios. Por lo tanto, hay que señalar que cualquier obra buena, aunque tenga muchos beneficios materiales, debe realizarse con intención pura y sincera para complacer a Dios. [14]

Otro requisito para la aceptación de las obras es aceptar la profecía del Profeta (PBD) y el Imamato de los Imames (P). Según los hadices, si alguien no tiene fe en los Profeta e Imames, sus obras no son aceptadas, a pesar de que las realice correctamente. [15] [16]

 

¡Oh, Dios mío, haz que mis defectos sean cubiertos!

Uno de los atributos de Dios es Sattar al-‘Uyub que significa “El que cubre los defectos de la gente“. De hecho, Dios quiere que la dignidad y la reputación de sus siervos sean protegidas y que no pierdan su prestigio al cometer un pecado. Así, los pecadores pueden despertarse para volver a Dios y arrepentirse de sus pecados y abandonarlos sin que estén preocupados por su reputación entre la gente. [17]

Se puede decir que si una persona pierde su prestigio y reputación entre la gente, se atreve a cometer pecados abiertamente y tiene menos motivos para arrepentirse. Por lo tanto, los creyentes no deben revelar los secretos y los pecados de otros creyentes, para que ellos tengan la oportunidad de arrepentirse. [18]

Notas

[1] Mafatih Nowin, p. 817.

[2]  Los bellos ejemplos del Corán; 1; p. 312.

[3]  "Noor al-Zaqalain"; tomo; 5 p. 626; H 58.

[4]  Tafsir Nemune, 27; p. 191.

[5] Ibíd.

[6]  Ibíd; tomo 25; p. 373.

[7]  Ibíd.

[8]  Ibíd, 12, p. 66.

[9]  Wasa’il al-Shi’a; tomo 7; capítulo 18; H 21.

[10]  Los bellos ejemplos del Corán; 1; p. 7

[11]  Bihar al-Anwar; tomo.2; p. 392.

[12]  Mensaje del Imam Amir al-Mu'minin (P); 12; p. 562

[13]  Ibíd.

[14]  Enciclopedia del Fiqh al-Muqaran; 1; p. 417.

[15]  Mensaje del Imam Amir al-Mu'minin (P); 13; p. 178.

[16]  Tafsir Nemune, tomo10, p. 313.

[17]  Mensaje del Imam Amir al-Mu'minin (P), 12, pág. 188.

[18]  Ibíd.

 

Publicado por la Oficina del Ayatolá Makarem Shirazi

Makarem.ir WhatsApp: +9890308907812

 


Fecha de emisión: « 2019/5/30 »
Comentarios
*Texto
*Código de verificación http://makarem.ir
Vistas : 624