Un análisis sobre las diversas dimensiones de la prohibición de las armas de destrucción masiva desde el punto de vista del Ayatolá Makarem Shirazi

Sitio Informativo de la Oficina del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

صفحه کاربران ویژه - خروج
ورود کاربران ورود کاربران

Iniciar sección

Código de verificación:

Usuario:

Contraseña:

para acceder a los contenidos avanzados del sitio regístrese Por favor .
Ordenar por
 
makarem news

En ocasión del Día de la Memoria de las víctimas de la guerra química:

Un análisis sobre las diversas dimensiones de la prohibición de las armas de destrucción masiva desde el punto de vista del Ayatolá Makarem Shirazi

Es muy desafortunado que la mayoría de los países poderosos que siempre se jactan de ser los únicos protectores de los derechos humanos no tengan restricciones ni límites en el uso de armas en el campo de batalla.

Introducción

Vivimos en una era en la que el asesinato masivo de personas en varios rincones del mundo mediante armas de destrucción masiva se han convertido en un grave peligro que amenaza la existencia misma de las comunidades humanas. [1]

Este desafío de la era moderna está empeorando cada día debido a la terrible carrera de armamentos entre los estados occidentales, cada uno esforzándose por desarrollarse y producir armas más letales. [2]

Quizás una de las armas más letales desarrolladas y producidas en grandes cantidades por los productores de armas occidentales son las armas químicas. Hoy en día, los países occidentales están ganando enormes cantidades de dinero ilegítimo a través de la venta de armas químicas. Sin embargo, con el fin de impulsar sus ventas a un récord aún mayor, los productores de armas occidentales junto con sus gobiernos están creando conflictos en diferentes partes del mundo, drenando los ingresos de varios países mediante la venta de estas armas.

La insaciable codicia de estas corporaciones por obtener más dinero ha llevado al mundo entero a una carrera de armamentos peligrosa e interminable y hacia una guerra mundial apocalíptica en la que millones de personas pueden ser asesinadas con armas de destrucción masiva. [3]

Teniendo en cuenta la situación crítica del mundo de hoy, el curso de acción más peligroso para nosotros sería permanecer indiferentes ante estos terribles hechos y permitir que las superpotencias corruptas continúen con sus actividades destructivas que amenazan la paz mundial. [4]

Si los pueblos del mundo deciden permanecer en silencio y no hacer nada ante este peligro, la paz mundial, algo que la humanidad entera ha aspirado durante mucho tiempo, seguirá siendo un simple sueño para siempre. [5]

Vale la pena señalar que para tomar medidas contra la proliferación de armas de destrucción masiva, primero debemos comprender los diversos aspectos de la prohibición de estas armas. De esta manera, toda la humanidad estará motivada a tomar acciones más efectivas para obstaculizar a los gobiernos occidentales que ganan enormes cantidades de dinero al suministrar a otras naciones armas letales de destrucción masiva.

Finalmente, arrojar luz sobre las razones detrás de la prohibición de las armas de destrucción masiva, incluidas las armas químicas, puede ayudar a lograr la paz mundial al iluminar a la gente, y consolidar los principios éticos dentro de las comunidades humanas. [6]

 

La prohibición de las armas de destrucción masiva por la naturaleza innata del hombre

A diferencia de lo que muchas escuelas de pensamiento materialistas nos han llevado a creer, la vida humana se basa, no en la ley de la supervivencia del más apto, sino en la ley de la cooperación para la supervivencia de todos. [7]

Por lo tanto, no hay ninguna razón para que los seres humanos entren en guerras entre sí, ya que cooperando entre ellos mismos pueden lograr una vida mejor. Es de hacer notar que la guerra en los tiempos contempéranos puede ser extremadamente peligrosa en comparación con las guerras que tuvieron lugar en el pasado.

Esto se debe a que las guerras de la era moderna, con terribles armas de destrucción masiva, amenazan la existencia misma de la humanidad en la tierra. Estas armas pueden aniquilar a un gran número de personas en cuestión de segundos y causar daños irreversibles a las comunidades humanas y al medio ambiente. [8]

Las teorías como el militarismo que siempre han sido populares entre los occidentales deben ser combatidas y erradicadas, al igual que una enfermedad peligrosa. Esto se debe a que esta idea se ha convertido en un pretexto para que las superpotencias recurran a la violencia para lograr sus objetivos egoístas.

No importa cuán lucrativas hayan sido las teorías militaristas para corporaciones y productores de armas, no han significado nada para la gente común, más que una guerra terrible, la pérdida de vidas y recursos, la destrucción de ciudades y hogares y el aumento de violencia entre diferentes naciones. Esto, sin embargo, es algo que la naturaleza humana innata nunca considera aceptable. [9]

La evidencia de esto se puede encontrar en un poderoso sentimiento de culpa que incluso los criminales más atroces sienten después de cometer crímenes contra la humanidad. Este es un mecanismo de auto-reproche inherente a la naturaleza del hombre que cuando comete cualquier tipo de crimen se reprocha a sí mismo. [10]

Muchos criminales de guerra a lo largo de la historia han tratado de justificar sus terribles crímenes de alguna manera. Por ejemplo, los pilotos que llevaron a cabo los ataques atómicos en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki durante los últimos días de la Segunda Guerra Mundial, junto con el entonces presidente estadounidense Harry S. Truman, han tratado de justificar sus crímenes innombrables diciendo que estos ataques fueron necesarios para evitar un mayor derramamiento de sangre. [11] Sin embargo, tales declaraciones son pruebas claras de que estas personas están profundamente preocupadas e incómodas por lo que han hecho; además, esto también indica que uno no puede apagar o engañar su conciencia. [12]

Como se discutió anteriormente, estas personas necesitaban continuar con sus vidas mientas que su conciencia preocupada no les permitía llevar una vida normal, aunque la ocultaran dentro de sí mismas ¿Cómo podrían esos criminales atroces vivir sus vidas normales sin tratar de aliviar su conciencia culpable haciendo tales declaraciones y justificaciones? [13]

Las odiosas justificaciones del ex presidente de los EE. UU con respecto al asesinato en masa de cientos de miles de personas mediante el uso de armas nucleares también indican que es imposible reprimir la conciencia para poder cometer atrocidades. Esto es algo que los occidentales siempre han hecho para lograr sus intereses egoístas y sus ambiciones a toda costa. [14]

 

La ética y las armas de destrucción masiva

La mayoría de las miserias de la humanidad en la era moderna, incluidas  innumerables guerras civiles e internacionales, y la producción y venta de armas letales de destrucción masiva son el resultado de abandonar las reglas de la ética. [15]

Es muy desafortunado que la mayoría de los países poderosos que siempre se jactan de ser los únicos protectores y promotores de los derechos humanos no tengan restricciones o límites en el uso de armas letales en el campo de batalla.

Cuando echamos un vistazo a las guerras de la era moderna vemos que los países poderosos no conocen límites en el uso de armas ilegales de destrucción masiva, siempre y cuando puedan utilizarlas para lograr sus objetivos.

Hoy en día el mayor autoproclamado “protector de los derechos humanos” en el mundo es el gobierno de los Estados Unidos;  sin embargo, como todas las superpotencias corruptas a lo largo de la historia, los Estados Unidos tampoco conoce límites en el uso de armas. Ejemplos de esta hipocresía de los EE. UU son el uso de dos bombas atómicas contra Japón en la Segunda Guerra Mundial y el uso de agentes químicos letales contra sus enemigos durante varias guerras, causando estragos devastadores en las poblaciones civiles. [16]

Por supuesto, el Occidente defiende verbalmente lo que llama las reglas de la ética en las guerras. Hoy muchas armas letales se consideran prohibidas y también se dan largos discursos en el Occidente sobre la prohibición de atacar a las poblaciones civiles durante las guerras y se habla de los derechos de los prisioneros de las guerras. [17] Sin embargo, un vistazo rápido a las guerras contemporáneas de los países occidentales revela lo contrario. La realidad es que las corruptas superpotencias occidentales nunca han estado obligadas por las reglas de ética en la práctica cada vez que entraron en una guerra. [18]

Este serio desafío ha surgido, mientras que la ética dicta que todas sus reglas se cumplan durante todas las fases de las guerras. [19] Las reglas de ética dictan que a nadie se le permite declarar una guerra contra alguien más simplemente para promover sus intereses egoístas y que el uso de utilizar armas se permite solo cuando un enemigo invasor le impone una guerra. [20]

Estos principios indican que no se debe empezar una guerra con intenciones como la venganza, las ambiciones personales, la expansión, la ocupación de las tierras de otros países o la explotación de sus riquezas. Más bien, se permite entrar en una guerra cuando se lucha con el propósito de establecer la justicia, poner en práctica la ley de Dios, promover el Monoteísmo, defender la verdadera religión y eliminar la corrupción. [21]

En otras palabras, estar limitado por estos valores sublimes es incluso más importante que lograr la victoria en una batalla. Esto se debe a que el propósito de las guerras no debe ser ganar la batalla, sino salvaguardar los valores divinos. [22]

Este enfoque y perspectiva divina hará que los seres humanos observen las reglas de la ética incluso en los momentos más violentos de las guerras, es decir, cuando luchan contra un enemigo en el campo de batalla. De esta manera, la humanidad recordará ser misericordioso incluso cuando esté en medio de la escalada de violencia y luchar contra el enemigo y al mismo tiempo no transgrede los valores humanos y las reglas de la ética. [23]

De hecho, estos importantes principios que invitan a la humanidad a observar las reglas de la ética y los valores humanos cuando se enfrentan a un enemigo en el campo de batalla y después del final de una guerra son la manifestación de las grandes emociones humanas y el espíritu humano pacifista. [24]

Como se discutió anteriormente, las guerras no son permitidas salvo que sean para establecer la justicia y eliminar la tiranía, y es por eso que las reglas de la ética deben ser observadas en las guerras. Desde esta perspectiva, el uso de armas de destrucción masiva en las guerras es totalmente inútil, porque el uso de tales armas letales es un acto de pura injusticia y opresión. El uso de armas de destrucción masiva, sin importar quién las use y contra quién se usen, es el mayor crimen contra la humanidad. [25]

Las principales víctimas de las armas de destrucción masiva son las mujeres y los niños, la parte de la población que no tiene poder para luchar o defenderse y no participa en la guerra. [26] Además, las otras víctimas principales de este tipo de armas son las personas vulnerables, incluidos los ancianos, los heridos y todas las personas que no tienen la capacidad para luchar. [27]

Teniendo en cuenta estos hechos, se exige a todos los gobiernos observar las reglas de la ética y los valores humanos en las guerras. Deben abstenerse de usar armas de destrucción masiva en sí mismas y deben colaborar juntos para prohibir estrictamente la proliferación y el uso de armas de destrucción masiva en todo el mundo. [28]

Cabe destacar que, si todos los pueblos del mundo quieren vivir en paz y lejos de la guerra y el derramamiento de sangre, deben presionar a sus gobiernos para que incluyan las reglas de ética en todos los tratados internacionales. Para lograrlo, todas las naciones del mundo deben unirse para eliminar por completo las armas de destrucción masiva en el mundo y difundir los valores morales dentro de la comunidad internacional. [29]

 

La economía liberal y la proliferación de armas de destrucción masiva

Las cuestiones financieras, la producción y la generación de ingresos, son de las cuestiones que se deben realizar dentro del marco de los valores humanos. [30]

Esto es mientras que la economía liberal no tiene en cuenta cuestiones como los valores humanos y éticos. [31] La razón detrás de esto es que la economía liberal y el capitalismo se basan en la idea de generar más ingresos por cualquier medio necesario, y uno de estos medios en la era contemporánea, es la venta de armas de destrucción masiva. [32]

Sobre la base de este marco económico, muchos gobiernos se dedican al negocio bastante lucrativo pero sucio de la venta de armas letales, e incluso si les resulta rentable, venden armas químicas y biológicas. [33]

Por supuesto, los países occidentales denuncian la producción y el uso de armas químicas y biológicas en sus medios y en sus leyes. Pero el hecho es que la producción y el comercio de armas químicas y biológicas es un asunto serio para muchos países del mundo. [34] Este negocio es tan lucrativo que incluso muchos estados poderosos que se jactan en los medios de comunicación de luchar contra la proliferación de armas químicas y biológicas, poseen una gran parte de esta industria y negocio. [35]

Es por lo tanto que los enormes productores de armas están ocupados creando guerras y conflictos para impulsar su negocio y vender más armas a diferentes partes en conflicto. [36]

Los países occidentales pretenden ser promotores de la paz en el mundo, mientras que, en la práctica, intentan constantemente provocar conflictos para vender enormes cantidades de armas a las partes en conflicto y ganar enormes cantidades de dinero de esta manera. [37]

La falta de respeto de las superpotencias por la ética los ha llevado incluso a apoyar y armar a grupos terroristas en diferentes rincones del mundo para crear conflictos y, posteriormente, aumentar las demandas de sus armas. Pero quizás la mayor catástrofe en la era moderna ha sido el armado del grupo terrorista Daesh (ISIS) con armas químicas por parte de las superpotencias corruptas. [38]

Existen muy pocas potencias mundiales que son capaces de producir armas químicas y, no hay duda de que una de estas potencias ha suministrado estas armas de destrucción masiva más letales al grupo terrorista más brutal de la tierra. [39]

La razón por la cual las noticias de los crímenes de estas potencias corruptas rara vez se exponen en los medios de comunicación es que, además de la industria de las armas, estas potencias mundiales tienen la mayoría de los medios de comunicación bajo su control. Al usar estos medios, manipulan la realidad y mienten a la gente del mundo y usan sus mentiras como una cubierta para producir y vender armas más letales a varios clientes en todo el mundo. [40]

Una cosa que debe tenerse en cuenta a este respecto es que a las superpotencias corruptas les interesa armar a los terroristas y usarlos como un arma para desestabilizar y debilitar los países musulmanes en el Medio Oriente. [41] De esta manera, no solo podrán explotar las riquezas de los países devastados por la guerra en la región, sino que también presionarán a los dictadores árabes de la región para que les paguen enormes cantidades de sus petrodólares. Esto se debe a que, por un lado, estas dictaduras son presionadas por las superpotencias corruptas para financiar y armar a los terroristas y, por el otro, sienten que deben protegerse contra los mismos terroristas.

Esta agenda occidental hipócrita ha hecho inútiles todos los esfuerzos de los países independientes hacia el desarme de las armas químicas. [42]

 

El valor de la vida humana ante los poderes occidentales

La vida humana se valora mucho en todas las religiones enviadas por Dios, así como en las leyes humanas. De acuerdo con las leyes del Islam, la vida de los seres humanos inocentes ha sido llamada estrictamente respetada e inviolable. De acuerdo con las enseñanzas islámicas, cualquier vida inocente es tan valiosa que matar a una sola persona equivale a matar a toda la humanidad. [43] [44]

Por lo tanto, ni las leyes divinas ni la razón humana permiten que nadie lastime a una persona inocente y ambos consideran que la producción de cualquier producto que sea perjudicial para la humanidad está prohibida. Esto es particularmente cierto con respecto a cualquier producto que pueda acarrear enormes perjuicios sociales o pueda causar una violación grave de los derechos humanos.

Un claro ejemplo de tales productos son las armas de destrucción masiva, ya que pueden causar víctimas masivas, la destrucción de las comunidades humanas y efectos trágicos en el medio ambiente. [45]

Como se discutió anteriormente, tanto las leyes de Dios como la razón humana dictan que la vida humana debe ser valorada y protegida. Esto implica que cualquier arma que pueda tomar la vida de un gran número de personas y es una amenaza grave para la humanidad  y la riqueza de los seres humanos debe ser prohibida. [46]

El tema de las armas de destrucción masiva es un problema de la era moderna. En las batallas de la antigüedad hasta la era pre-moderna, la mayoría de las batallas fueron combates en forma cuerpo a cuerpo que se realizaban con armas habituales. [47] Sin embargo, a medida que la tecnología avanzaba durante los últimos dos siglos, las batallas comenzaron a realizarse en campos más amplios con más armas letales capaces de destruir a muchos soldados a la vez. [48]

Hoy en día, las armas de destrucción masiva se han convertido en armas tan terribles que pueden destruir comunidades enteras en cuestión de segundos, aniquilando a todos los seres vivos, incluidas las personas, los animales e incluso las plantas que estén dentro de su alcance. [49] Un ejemplo de tales armas son las dos bombas nucleares que destruyeron las dos ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, matando a más de doscientas mil personas. Otro ejemplo son las armas químicas utilizadas por el dictador iraquí Saddam Hussein contra la ciudad iraquí de Halabcheh y la ciudad iraní de Sardasht, causando terribles víctimas en la población civil de estas dos ciudades. También, un ejemplo más reciente del uso de armas de destrucción masiva es el ataque químico de Daesh contra la población civil en la ciudad siria de Alepo.

Estos ejemplos muestran aún más el valor que los fabricantes de armas de destrucción masiva le dan a  la vida de los seres humanos y la humanidad. Hasta ahora, innumerables personas inocentes, incluidos hombres, mujeres, niños y ancianos que no participaron en las guerras, han perdido la vida siendo víctimas de tales armas. [50]

 

Los impactos perjudiciales de las armas químicas en el medio ambiente

El objetivo final de todas las actividades de fabricación en el marco del capitalismo es "maximizar los beneficios y minimizar los costos". Dentro de este sistema económico específico, cualquier empresa que pueda generar más ingresos se considera razonable, incluso si conlleva desastres sociales o ambientales que pueden llevar a la destrucción de la especie humana en la tierra.

Sobre la base de este sistema económico, ellos justifican el desarrollo y la producción de armas químicas. [51] Aunque las industrias modernas han hecho mucho para facilitar la vida humana en la tierra, sus productos y procesos de producción han tenido efectos destructivos en el medio ambiente.

Pero quizás el producto más peligroso de las industrias modernas hayan sido las armas de destrucción masiva; si no se toman medidas para prohibir y eliminar estas armas letales de muerte, pueden causar destrucciones mucho más generalizadas que los otros productos industriales de la era moderna. [52]

¡Hoy, solo las armas nucleares en el arsenal de las potencias mundiales son suficientes para destruir la tierra varias veces! [53] Esta seria amenaza obligó a la gente a actuar rápidamente para salvar a la humanidad, la tierra, el medio ambiente y todas las criaturas vivientes antes de que un desastre destruya todo. [54]

En consecuencia, se hicieron más de 230 acuerdos ambientales internacionales, pero la mayoría de ellos no se pusieron en práctica efectiva. Esto, junto con el hecho de que algunas potencias mundiales, incluidos los EE. UU, se han negado a ser parte de estos acuerdos, es decir, han dejado sin resolver los problemas ambientales. [55] La continuación de la tragedia ambiental que todavía está ocurriendo en el mundo ha puesto en grave peligro la vida de las futuras generaciones de la humanidad. [56]

Las perspectivas del futuro de la humanidad en la tierra son tan sombrías que todos temen que se produzca una gran catástrofe en un futuro no muy lejano por el cual la humanidad será eliminada por completo. Esto podría suceder después de una guerra a gran escala en la que el medio ambiente se destruye por completo debido al uso generalizado de armas de destrucción masiva más peligrosas. [57]

 

El gobierno de los Estados Unidos, el mayor violador de la Convención de Armas Químicas

La Convención de Armas Químicas (CWC) es un tratado de control de armas adoptado para prohibir la producción, almacenamiento y uso de armas químicas y sus precursores. [58] Fue el resultado de dos décadas de intensas negociaciones que finalmente en 1993 concluyeron en un acuerdo en París y entraron en vigor en 1997. [59]

Sin embargo, a pesar de sus nombres bastante bellos, la Convención Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas en general y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas en particular se han volcado en los apalancamientos políticos utilizados por las potencias mundiales contra sus adversarios. [60]

Mientras tanto, los Estados Unidos, un país que es culpable de proliferar las armas de destrucción masiva más letales, ha realizado los mayores esfuerzos para sabotear los esfuerzos internacionales para la prohibición efectiva de las armas químicas. [61] Esta actitud irresponsable del gobierno de los Estados Unidos muestra que este país es un estado arrogante cuyos funcionarios tienen corazones fríos y han perdido su humanidad. Los políticos de los Estados Unidos son en efecto, lobos vestidos de ovejas que pueden parecer seres humanos y, sin embargo, están privados de las emociones y virtudes humanas más básicas. [62] Ellos siempre han sido el mayor patrocinador estatal del terrorismo en el mundo y han utilizado a los terroristas para promover sus intereses egoístas.

El gobierno de los Estados Unidos ha suministrado todo tipo de armas letales, incluyendo armas químicas, a terroristas y dictadores, causando la muerte de un gran número de civiles inocentes en todo el mundo. Para justificar esta afirmación, solo hay que mirar las estadísticas de venta de armas en el mundo; las estadísticas oficiales muestran que los EE. UU vende armas por el valor de miles de millones de dólares cada año, ¡y las armas deben usarse en algún lugar, tarde o temprano! [63]

Además, Los Estados Unidos es el único país con las mayores reservas de armas químicas, ha evadido hasta ahora la eliminación de sus armas químicas con excusas endebles como los "problemas técnicos". [64]

El gobierno de los Estados Unidos y sus aliados han vendido durante mucho tiempo sus almas al diablo por los petrodólares, vendiendo armas de destrucción masiva a dictadores y terroristas, causando terribles pérdidas de vidas en Siria, Irán e Irak. No solo se han hecho la vista gorda ante los crímenes de lesa humanidad cometidos por sus títeres en la región, sino que también son los mayores criminales de guerra culpables de usar armas químicas en varios rincones del mundo. [65]

Por ejemplo, durante la guerra de Vietnam, que duró una década, más de cuatrocientos mil civiles vietnamitas fueron asesinados o discapacitados debido a los ataques químicos de los Estados Unidos. [66] Además, debido a estos ataques, más de quinientos mil niños nacieron con defectos en las áreas afectadas de Vietnam y se reportaron más de dos millones de casos de cáncer y otras enfermedades incurables. Según los informes publicados por la Cruz Roja, más de un millón de vietnamitas sufrían de enfermedades causadas por el Agente Naranja, un agente químico fabricado en los Estados Unidos. [67]

No importa cuántas organizaciones internacionales se creen para proteger la paz mundial, el gobierno de los Estados Unidos continúa violando estos tratados ignorando a todo el mundo. Por ejemplo, después de que los Estados Unidos no pudo convencer al Consejo de Seguridad de la ONU para autorizar la intervención militar en Irak, invadió unilateralmente a Irak.

Los Estados Unidos intentaron entonces justificar su acto no autorizado de invadir a Irak con la débil excusa de destruir las armas de destrucción masiva. Sin embargo, después de causar la muerte de millones de personas iraquíes inocentes y muchos años de ocupación de ese país, los Estados Unidos y sus aliados no pudieron encontrar ni una sola arma de destrucción masiva en este país. [68]

Durante su invasión injustificada a Irak, los EE. UU utilizaron varios tipos de armas prohibidas incluso contra los civiles iraquíes. Estas incluyen municiones de fósforo blanco, municiones con uranio empobrecido y diferentes tipos de agentes químicos. Debido al uso de estas armas prohibidas en Irak, un gran número de la población iraquí ahora sufre de enfermedades incurables. [69]

Hoy en día, hay un gran número de personas iraquíes que sufren cáncer y el número sigue aumentando; además, los efectos adversos de estas armas en la próxima generación de iraquíes también son visibles. Cada año están naciendo cantidades incontables de niños con defectos en este país. [70]

Estos actos de pura brutalidad y crímenes de lesa humanidad cometidos por los Estados Unidos han llevado a la comunidad internacional a tomar medidas para prohibir estrictamente el desarrollo y el uso de armas de destrucción masiva. Sin embargo, como siempre, el gobierno de los Estados Unidos se jacta constantemente de la protección de los derechos humanos, pero al mismo tiempo, no está de acuerdo con esta decisión e impide que se tomen medidas para alcanzar ese objetivo. [71]

Es bastante sorprendente cómo, cada vez que la comunidad internacional trata de tomar medidas contra la producción y el uso de armas de destrucción masiva, los Estados Unidos se levanta contra la prohibición de estas armas letales. Obviamente, la única cosa que los Estados Unidos y sus aliados valoran es ganar más dinero y extender más su hegemonía a través de cualquier medio que les sea posible. [72]

Según muchas fuentes, el gobierno de los Estados Unidos no solo se ha abstenido de eliminar sus enormes reservas de armas químicas, sino que también ha ganado miles de millones de dólares mediante la venta de estos agentes letales.

La nación de los Estados Unidos se ha convertido en el mayor productor y exportador de las armas de destrucción masiva más letales y el violador más flagrante de la Convención de Armas Químicas. [73]

 

Irán, la mayor víctima de armas químicas

Una de las cosas más curiosas sobre los tratados internacionales, como la Convención sobre Armas Químicas, es que las potencias occidentales los han creado solo como un medio en sus manos para presionar a sus adversarios y ganar más intereses. [74]

Para hacer entender mejor esta hipocresía occidental, mencionamos el ejemplo de Arabia Saudita; ya que las políticas de esta dictadura están completamente en línea con los intereses del Occidente, y por lo tanto, esta monarquía, a pesar de violar los derechos humanos y la falta de democracia, es considerado un estado ejemplar por los Estados Unidos y nunca es criticado por sus crímenes.

Esto es mientras el régimen de Arabia Saudita es culpable de crímenes contra la humanidad en su brutal invasión del empobrecido país de Yemen; También ha utilizado varios tipos de municiones prohibidas, incluidas las armas químicas, contra los civiles yemeníes. Sin embargo, ni una sola reacción seria contra estos horribles crímenes ha sido vista por parte de las potencias occidentales.

Por el contrario, la República Islámica de Irán está bajo una gran presión por parte de las potencias occidentales solamente porque se niega a comportarse de una manera que garantice los intereses ilegítimos de las potencias occidentales en la región.

Por eso, estos países acusan a Irán de patrocinar el terrorismo, violar los derechos humanos y producir armas químicas, aunque en realidad es una de las más grandes víctimas del terrorismo y las armas químicas. Irán nunca ha actuado en violación de los derechos humanos, nunca ha apoyado el terrorismo, sino que lo ha combatido con fuerza y firmeza, y siempre está adherente a las normas humanas y éticas. [75]

Cabe señalar que el pueblo iraní es víctima de más de 250 ataques químicos por parte de Saddam Hussein durante la guerra de 8 años que Irak les impuso. Más de cien mil iraníes perdieron la vida en estos ataques y muchos más siguen sufriendo a causa de tales ataques. [76]

Por ejemplo, en uno de estos ataques, el ejército iraquí bombardeó la ciudad iraní de Sardasht con armas químicas que dejaron instantáneamente muertos a cinco mil civiles. Hoy, después de varias décadas, aún la gente de Sardasht sufre varios tipos de problemas de salud debido a los efectos a largo plazo de esos agentes químicos. [77]

Lo que es aún más trágico sobre el despliegue de armas químicas en Irán es que tales ataques químicos ocurrieron repetidamente durante los ocho años de la invasión de Irak, mientras que las llamadas organizaciones internacionales, y en particular el Consejo de Seguridad de la ONU, permanecieron en silencio frente a estos ataques. [78]

Este doble estándar de las organizaciones internacionales ha continuado hasta nuestros días. El gobierno iraní y el pueblo han presentado varias peticiones a diferentes organizaciones pidiendo acciones reales para eliminar las armas químicas en el mundo, llevar a los criminales de guerra que produjeron, vendieron y usaron armas químicas a la justicia, y para castigar a quienes amenazan a otras naciones con el uso de armas químicas. Sin embargo, todas estas peticiones han sido rechazadas y descuidadas por las organizaciones internacionales. [79]

Estas repetidas demandas ante la comunidad internacional por parte de Irán de condenar y prohibir el uso de cualquier tipo de ADM por parte de cualquier gobierno o grupo, en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia son un reflejo de las creencias religiosas del pueblo iraní. También son indicativos de las políticas estratégicas de la república islámica de Irán. [80]

 

La comunidad internacional y la prohibición de las armas de destrucción masiva

El mundo de hoy tiene hambre de justicia y paz y tiene una gran necesidad de estas dos bendiciones. Sin embargo, lograr justicia y paz es prácticamente imposible sin la aplicación estricta del tratado de no-proliferación de armas de destrucción masiva.

Mientras que los pueblos del mundo demandan una prohibición de la producción, venta y uso de armas letales, el rápido desarrollo de las industrias en todo el mundo ha llevado la carrera de armamentos letales entre las potencias mundiales a un nivel completamente nuevo. [81]

Bajo las condiciones actuales, está claro para todos que la ONU no tiene el poder suficiente para prohibir a los países poderosos la proliferación de armas de destrucción masiva, ni puede afectar las decisiones tomadas por las potencias mundiales con respecto a asuntos internacionales. De hecho, esta es la razón por la cual la ONU nunca ha podido evitar el uso de armas de destrucción masiva en el mundo. [82]

La fuerza militar de la ONU conocida como “el personal de mantenimiento de la paz” ha fracasado en realizar su trabajo a este respecto. ¿Cómo podría una organización de este tipo, sin el poder suficiente para hacer cumplir sus propias resoluciones, evitar el uso de armas de destrucción masiva, como las armas químicas y biológicas? [83]

Un ejemplo más reciente del uso de armas químicas es el caso de los terroristas Takfīrīs en Siria. En los últimos años, los terroristas Takfīrīs han llevado a cabo múltiples ataques químicos contra civiles en Siria, pero la ONU ha fracasado, en todos estos años, en tomar una postura verbal firme contra los verdaderos culpables por estos ataques. Recordemos que ISIS no es un gobierno poderoso, sino un grupo de terroristas brutales contra quienes la ONU no ha tomado las medidas adecuadas. ¿Cómo puede una organización internacional tan débil poner la Convención de Armas Químicas en práctica real? [84]

Pero quizás lo más desafortunado es que el Consejo de Seguridad de la ONU, que supuestamente es responsable de la protección de la paz y la seguridad en el mundo, practica una discriminación flagrante con respecto a diferentes temas mundiales. Al conceder a sus cinco miembros permanentes, es decir, el poder de veto de EE. UU., Reino Unido, Rusia, Francia y China, el Consejo de Seguridad de la ONU ha ignorado por completo la demanda mundial de no proliferación de armas de destrucción masiva. ¡Esto se debe a que los llamados miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU son los dueños de los grandes arsenales químicos, biológicos y nucleares del mundo! [85]

Claramente, entonces, para encontrar una salida al dilema de no proliferación de las armas de destrucción masiva, la estructura de la ONU debe cambiarse y los poseedores de las mayores reservas de ADM del mundo deben ser retirados del poder en la ONU.

Las Naciones Unidas deben ser dirigidas por los mejores expertos y representantes de todos los países del mundo para tomar decisiones con respecto a los problemas mundiales. El nuevo cuerpo de expertos y diplomáticos tendría que trabajar en conjunto para elaborar un plan práctico con el fin de hacer cumplir efectivamente los tratados y convenciones de no-proliferación de armas químicas. [86]

 

Observaciones Finales

Las últimas palabras de este documento están dirigidas al Secretario General de la ONU:

Hoy se practica una discriminación flagrante en el mundo. La ONU implícitamente por un lado está permitiendo a los terroristas extremistas en Siria usar armas químicas y evadir el castigo, y al mismo tiempo acusa a los países independientes, e incluso a las víctimas de armas de destrucción masiva, de desarrollar tales armas.

Al hacerlo, la ONU está destruyendo su imagen internacional y violando los importantes valores y normas éticas y humanas. Esto, a su vez, allanará el camino para que otros delincuentes en el mundo cometan cualquier tipo de delito a sabiendas de que podrían evadir el castigo.

¿Qué planes tiene la ONU para prevenir el uso de armas químicas en otras regiones del mundo? ¿Creen que es suficiente simplemente expresar condolencias por el asesinato masivo de personas inocentes sin tomar medidas efectivas para prevenir incidentes tan trágicos en el futuro? [87]

Ustedes saben, mejor que nadie, que a diferencia de las armas nucleares, las armas químicas no están restringidas a ningún país o grupo específico. ¡Muchos países que realmente han usado agentes químicos en sus guerras ahora se ponen de pie y leen sin vergüenza las declaraciones, diciendo que no responden a nadie sobre cómo deciden luchar en sus guerras! Esto significa que las potencias mundiales arrogantes se han vuelto aún más insolentes en su desafío contra los valores humanos y éticos y, a pesar del odio y la objeción mundial a su producción, venta y uso de armas letales. [88]

De hecho, si las cosas continúan siendo como están hoy, el mundo y todas las personas tendrán un futuro oscuro, un futuro lleno de inseguridad, guerra y derramamiento de sangre. [89]

Seguramente, si los criminales de guerra que han cometido el crimen del uso de armas de destrucción masiva no sean llevados ante la justicia, las generaciones futuras nos reprocharán por nuestra inacción y por dejar a nuestros hijos a merced de los criminales de guerra, aunque tuvimos la oportunidad de poner fin a su corrupción en el mundo. [90]

¡Estimado secretario general de la ONU! La opinión pública está ahora lista para ver las acciones reales tomadas hacia la aplicación efectiva de la no-proliferación de armas químicas y sería muy desafortunado dejar esta oportunidad. [91]

Hoy, todas las personas del mundo esperan que usted, como el Secretario General de las Naciones Unidas, reaccione adecuadamente ante las tragedias que suceden de vez en cuando en todos los rincones del mundo. La gente del mundo espera que el Comité de Desarme de la ONU tome medidas reales para evitar que se cometan crímenes de lesa humanidad nuevamente utilizando armas de destrucción masiva. Solo a través de acciones reales en este sentido se puede restaurar la confianza pública en la Organización de las Naciones Unidas.[92]

 

Notas

[1] La enciclopedia del Fiqh al-Muqaran, vol. 2, p. 72.

[2] Los secretos detrás del subdesarrollo del Oriente, p. 94.

[3] La enciclopedia del Fiqh al-Muqaran, vol. 2, p. sesenta y cinco.

[4] Religión de la Misericordia, p. 66.

[5] El creador del universo, p. 108.

[6] El Islam en un vistazo, p. 102.

[7] El Mensaje del Corán, vol. 10, p. 324.

[8] Ibíd.

[9] Ibíd.

[10] Grandes Líderes, p. 62.

[11] Ibíd, p. 63.

[12] Ibíd, p. 70.

[13] Ibíd.

[14] Ibíd, p. 72.

[15] Los grandes juramentos del Corán, p. 86.

[16] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 9, p. 189.

[17] Ibíd.

[18] Ibíd.

[19] Ibíd, p. 188.

[20] Los debates históricos de Imam al-Rida (P) con los seguidores de diferentes religiones y escuelas de pensamiento, p. 94.

[21] Tafsīr Nemūneh, vol. 2, p. 18.

[22] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 9, p. 189.

[23] El Mensaje del Corán, vol. 10, p. 314.

[24] Ibíd, p. 315.

[25] Ibíd.

[26] Tafsīr Nemūneh, vol. 2, p. 19.

[27] Ibíd, p. 20.

[28] El Mensaje del Corán, vol. 10, p. 316.

[29] Los grandes juramentos del Corán, p. 100.

[30] La enciclopedia del Fiqh al-Muqaran, vol. 2, p. 111.

[31] Ibíd, p. 333.

[32] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 3, p. 625.

[33] La enciclopedia del Fiqh al-Muqaran, vol. 2, p. 111.

[34] Ibíd, p. 334.

[35] Hermosas parábolas del Corán, vol. 1, p. 158.

[36] La enciclopedia del Fiqh al-Muqaran , vol. 2, p. 326.

[37] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 9, p. 612.

[38] La enciclopedia del Fiqh al-Muqaran , vol. 2, p. 366.

[39] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 4, p. 639.

[40] Ibíd.

[41] Las hermosas parábolas del Corán, vol. 1, p. 158.

[42] Ibíd.

[43] من قتل نفسا بغير نفس او فساد في الأرض فكأنما قتل الناس جميعا ( al-M ā 'idah : 32)

[44] Tafsīr Nemūneh, vol. 12, p. 105.

[45] La enciclopedia del Fiqh al-Muqaran, vol. 2, p. 334.

[46] Ibíd.

[47] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 13, p. 779.

[48] La ética en el Corán, vol. 1, p. 15.

[49] Ibíd, vol. 2, p. 103.

[50] Te preguntan [Una serie de preguntas basadas en el Corán dirigidas al Profeta del Islam (PBD)], pág. 70.

[51] La enciclopedia del Fiqh al-Muqaran , vol. 2, p. 324.

[52] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 6, p. 437.

[53] Los secretos detrás del subdesarrollo del Oriente, p. 224.

[54] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 6, p. 437.

[55] La enciclopedia del Fiqh al-Muqaran , vol. 2, p. 61.

[56] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 6, p. 437.

[57] El Gobierno Mundial de Mahdi (P), p. 16.

[58] El nombre completo de esta convención es "Convención sobre la prohibición del desarrollo, la producción, el almacenamiento y el empleo de armas químicas y sobre su destrucción”.

[59] El Gobierno Mundial de Mahdi (P), p. dieciséis.

[60] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 9, p. 324.

[61] Ibíd.

[62] Hermosas parábolas del Corán, vol. 1, p. 75.

[63] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minīn (P), vol. 9, p. 324.

[64] Ibíd.

[65] Te preguntan [Una serie de preguntas basadas en el Corán dirigidas al Profeta del Islam (PBD)], pág. 129.

[66] Ibíd.

[67] Ibíd.

[68] La enciclopedia del Fiqh al-Muqaran , vol. 2, p. 360.

[69] La historia de los compañeros, p. 288.

[70] Ibíd.

[71] Hermosas parábolas del Corán, vol. 1, p. 75.

[72] Ibíd.

[73] Te preguntan [Una serie de preguntas basadas en el Corán dirigidas al Profeta del Islam (PBD)], pág. 128.

[74] Los grandes juramentos del Corán, p. 267.


Fecha de emisión: « 2019/7/10 »
Comentarios
*Texto
*Código de verificación http://makarem.ir
Vistas : 30