El amor verdadero desde el punto de vista del Ayatolá Makarem Shirazi

Sitio Informativo de la Oficina del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

صفحه کاربران ویژه - خروج
ورود کاربران ورود کاربران

Iniciar sección

Código de verificación:

Usuario:

Contraseña:

para acceder a los contenidos avanzados del sitio regístrese Por favor .
Ordenar por
 
makarem news

14 de Febrero

El amor verdadero desde el punto de vista del Ayatolá Makarem Shirazi

Con respecto a la naturaleza del amor verdadero hay varios puntos de vista y existen personas que vinculan el amor con sucesos históricos irrelevantes como el del 14 de febrero y tratan de propagar este tipo de amor como un amor ejemplar.

Hoy en día, bajo el pretexto del amor, se cometen varias faltas y delitos. Hoy somos testigos de que la versión del amor promovida en el occidente carece de emociones humanas puras y responsabilidad mutua y, en la mayoría de los casos, se basa solamente en los instin tos más bajos como satisfacer los deseos sexuales.

De hecho, el amor es uno de los impulsos más poderosos que se encuentra dentro de cualquier persona. Es una bendición que Dios ha puesto en los corazones de todos nosotros.

Se puede afirmar que el amor mutuo entre marido y mujer es una manifestación correcta del amor que no se olvida ni envejece fácilmente a través de los cambios en las condiciones, el paso del tiempo o las dificultades de la vida. Es por eso que cuando una persona siente este tipo de amor, esta lista a recibir con brazos abiertos todo tipo de problemas y dificultades para su familia y hace cualquier sacrificio para hacer feliz a su conyugue.

Con respecto a la naturaleza del amor verdadero hay varios puntos de vista diferentes presentados por varios escritores y pensadores, y en algunos casos contradictorios. [1]

Algunos, refiriéndose a los efectos milagrosos y los resultados del amor, han sostenido que la vida sin amor carece de significado. Debido a las grandes implicaciones del amor para la vida humana, estos escritores han calificado el amor el elemento esencial de la creación del universo. [2]

Por otro lado, existen otros escritores y filósofos que han lanzado muchas críticas contra el amor, calificándolo como una enfermedad despreciable que debe curarse. [3]

También, hay otros que vinculan el amor con sucesos históricos irrelevantes como el del 14 de febrero y tratan de propagar este tipo de amor como un amor ejemplar.

Estos puntos de vista contradictorios sobre un concepto que es el tema común de gran parte de la literatura humana, las conversaciones diarias y las interacciones sociales muestran cuán complicado es el concepto del amor. [4] Por lo tanto, parece necesario abordar adecuadamente el concepto del amor y afecto para aclarar la naturaleza del amor verdadero y su posición en el Islam. [5]

 

El concepto del amor

En algunas fuentes, el “amor” se define como una poderosa atracción hacia algo. Según algunos lexicólogos árabes, la palabra árabe “عشق” (amor) se utiliza originalmente para referirse a un árbol que al principio era verde y floreciente, y pronto se seca. Ellos creen que esta definición es muy parecida al proceso de amor que atraviesa el amante, porque el amante también se vuelve afectado y sufre por no poder estar al lado de su ser amado. [6]

En otras palabras, el amor se define como un intenso sentimiento de afecto entre dos seres humanos. [7] Es un poderoso impulso que pone en movimiento la vida humana y, en su forma más perfecta, hace que la humanidad trabaje duro para alcanzar la perfección. [8] En este último sentido, el amor es una de las más grandes manifestaciones del espíritu humano y la obra maestra más magnífica de la creación. [9]

Es de hacer notar que el alma humana es la fuente de dos poderes muy fuertes que tienen un papel importante en el desarrollo y el bienestar de la humanidad. Estos dos poderes son la razón y el amor. [10]

Aunque el poder de la razón puede parecer suficiente para que el hombre diferencie entre el bien y el mal y el camino de la rectitud y el camino del extravío, [11] es un poder que solo sirve como una lámpara que ilumina el camino por delante pero que no puede dar fuerza y conducir al hombre hacia adelante. Solo a través de la bendita unión entre la razón y el amor, el hombre podrá llevar una vida basada en su naturaleza original. [12]

Carl Gustave Jung, un famoso psicólogo dijo lo siguiente a este respecto: “La razón es como los faros de un carro; arroja luz en el camino. Pero el amor es como el motor que impulsa al hombre hacia adelante”. [13]

El famoso filósofo francés, Auguste Comte, también ha hecho las siguientes observaciones con respecto a este tema: “El amor y la razón son dos sentidos poderosos que existen en el hombre. Es por medio de estos dos poderes que el hombre es capaz de vivir su vida. La razón le da al hombre conciencia y el amor lo impulsa a tomar acción”. [14]

 

El origen del amor es la naturaleza innata del ser humano

La “naturaleza innata" del ser humano o "Fiṭrah" es la comprensión intuitiva del hombre de las cosas por las que no necesita ningún argumento racional. [15]

Por ejemplo, ver una escena hermosa en la naturaleza o una flor bella y de olor dulce crea una atracción poderosa en el hombre, un sentimiento natural que se llama el sentido estético y el amor por la belleza. [16] Este es un sentimiento sublime dentro del hombre por el cual no requiere ningún argumento racional para establecer su existencia. [17]

El poderoso sentimiento que impulsa a uno hacia su ser querido es también uno de los sentidos naturales del ser humano, y uno de los impulsos más poderosos que se encuentra dentro de cualquier persona. [18] Es una bendición que Dios ha puesto en los corazones de todos los seres humanos. [19]

También, otro sentido natural que Dios ha otorgado al hombre es una poderosa inclinación natural hacia la vida social y el matrimonio con el propósito de crear las condiciones necesarias para que el hombre logre sus objetivos más sublimes. [20]

Cabe señalar que la fe en Dios y las virtudes morales son la esfera en la que el amor puede crecer y florecer. Para que el hombre alcance su máxima prosperidad, necesita utilizar el sentimiento sagrado de amor hacia la auto-purificación y la elevación espiritual. Sin embargo, esto es imposible a menos que el hombre y la mujer estén unidos en un matrimonio basado en el amor mutuo. [21] [22]

Se puede afirmar que el amor mutuo del esposo y la esposa es una inclinación natural en el ser humano que no se olvida ni se desvanece fácilmente a través de los cambios en las condiciones, el paso del tiempo o las dificultades de la vida. [23]

 

¿Por qué el corazón es el símbolo del amor?

Los seres humanos cuando tienen sentimientos como el amor, el cariño, el rencor y la envidia, sienten algo en su corazón. En otras palabras, las primeras manifestaciones físicas de estos sentimientos se manifiestan en el corazón. [24]

Es por eso que cuando experimentamos emociones fuertes como el amor, sentimos que algo extraño está sucediendo en nuestro corazón. Nuestro corazón comienza a latir más rápido y, a veces, se siente como si estuviera a punto de explotar con emociones. Todos estos sentimientos extraños en el corazón se deben a que estos hechos psicológicos y espirituales afectan directamente al corazón. [25]

Cabe destacar que la primera etapa del amor es la atracción, que puede considerarse como la conexión del sentimiento de afecto y amor con el corazón. A medida que uno avanza en las etapas del amor su corazón comienza a arder en las llamas del amor. Sin embargo, cuando el amante alcanza un estado que se llama inquietud absoluta, se complace con ese sentimiento de ardor en el corazón porque el amor ya ha abarcado todo el corazón. [26] [27]

Por lo tanto, todo lo que sucede dentro de los campos psicológicos y espirituales del hombre afecta primero al corazón. La relación entre las cuestiones psicológicas y espirituales y el corazón puede compararse con la de un manantial de agua y la tierra. La corriente que finalmente brota de la tierra en forma de manantial se origina de las fuentes profundas de la tierra; del mismo modo, las emociones humanas tienen sus raíces en el corazón. [28]

Es por lo tanto que cuando uno ama a alguien, dice, “estás en mi corazón”, o “mi corazón te pertenece a ti”. Es también por eso que el corazón siempre ha sido un símbolo de amor en las relaciones humanas. [29]

El sentido intersubjetivo del amor

Sin lugar a dudas, una persona que quiere encontrar un lugar en las mentes y los corazones de otros no debe tratar de obligarlos a aceptar realidades basadas en su propia mente egocéntrica, sino que debe tratar de presentar hechos y realidades de una manera absoluta o incluso intersubjetiva. [30]

Esto se debe al hecho de que los pensamientos e ideas de una persona determinada son el producto de su mente egocéntrica. De la misma manera, el amor por la mente egocéntrica es una clase del amor por uno mismo, un sentimiento que se considera uno de los instin tos humanos más arraigados en su naturaleza. [31]

Ahora, si uno busca la verdad, ¿por qué debería insistir en comprender e interpretar todo en función de su propia mente egocéntrica y humanista? [32]

Uno puede pretender ser un verdadero amante cuando deja de lado el amor por sí mismo para poder hacer sacrificios por su ser querido. [33] De hecho, el verdadero amor se manifiesta cuando uno se olvida de todo, incluso de sí mismo, excepto de su ser querido. Un verdadero amante también está dispuesto a dejar sus propios intereses egoístas y hacer cualquier tipo de sacrificio por su ser querido. [34] En esta etapa del amor, el amante no ve nada y no se preocupa por nada más que por su ser querido y su noble propósito de hacer todo por el que ama. Cuando observamos este hecho desde una perspectiva social, un verdadero amante haría todo por su ser querido en el marco de su relación conyugal y la familia.[35]

A la luz de esto, cuando se trata de una familia amorosa, todas las reglas que rigen las interacciones sociales habituales, se dejan de lado. El hombre, en sus interacciones sociales, cuando da algo espera obtener algo a cambio, pero en el marco de una familia, todas estas reglas son simplemente absurdas. Dentro de una familia que se ha creado sobre la base del verdadero amor, todos están dispuestos a hacer sacrificios por los miembros de su familia, y los intereses egoístas no tienen lugar en esa familia. [35]

De hecho, el logro de tal atmósfera dentro de la familia es el resultado de una mente intersubjetiva, que realmente se preocupa por los demás. Es por lo tanto que el amante hace todo tipo de autosacrificio para hacer feliz a su amado. Esto se debe a que un verdadero amante trata de servir y complacer a su ser querido, y esto le brinda paz y tranquilidad en su vida. [36]

Sin embargo, el tipo más hermoso de amor es un amor mutuo que se basa en la mente intersubjetiva de ambas partes. [37] Es decir, a diferencia de otras interacciones humanas usuales, cuando se trata de emociones y sentimientos sinceros, los verdaderos amantes no actuarían basándose en su mente egocéntrica o en sus placeres personales, sino en la satisfacción de su ser querido. Es por eso que un verdadero amante recibe con brazos abiertos todo tipo de problemas y dificultades para su familia y está listo para hacer cualquier cosa para hacer feliz a su conyugue. [38] [40]

 

El amor egocéntrico y el amor centrado en Dios

Hoy en día, bajo el pretexto del "amor", se cometen varias faltas y delitos. Esto es un problema que se considera un producto de la epistemología humanista. Este tipo de epistemología promueve el lema de "Pienso, luego existo" y se origina a partir de las opiniones de los filósofos occidentales como Descartes y Comte. [40] [41]

Este tipo de base intelectual conducirá a un amor egocéntrico que se basa en los instin tos humanos más bajos y no tiene otra meta, sino satisfacer los deseos inferiores e insaciables del hombre. [42]

Cabe destacar que este tipo de amor centrado en el ego y los instin tos tiene sus raíces en el Utilitarismo, una escuela de pensamiento en la filosofía de la ética, que surgió a principios del siglo XIX. [43] Jeremy Bentham, el fundador del Utilitarismo, ha descrito la utilidad como el placer que resulta de una acción, menos el sufrimiento de cualquier persona involucrada en la acción. Esta teoría sostiene que cualquier cosa que resulte en el placer del ser humano es bondad y cualquier cosa que causa su sufrimiento es maldad y que el propósito de la vida es alcanza los placeres mundanos y materiales. [44]

Según la mayoría de los intelectuales occidentales la prosperidad es igual que el placer material y sexual, Ellos definen a una persona próspera como la persona que puede obtener más placer de la vida. Un ejemplo de tales intelectuales es Sigmund Freud y su escuela de pensamiento. [45]

Esta escuela de pensamiento promovía una indulgencia extrema en la búsqueda de placer sexual, y fue aceptado por una gran cantidad de filósofos e intelectuales occidentales. Hoy en día, la mayoría de los occidentales han aceptado que la indulgencia excesiva de los placeres sexuales causa la distorsión de la verdadera noción de amor y la destrucción de la institución del matrimonio. Esto se debe a que para ellos, el propósito se define como obtener más placer en la vida mientras que se ignoran las virtudes morales y los valores espirituales. Este es un enfoque peligroso de la vida que ha causado el colapso de la moralidad en muchas sociedades, llevando a los jóvenes a un abismo de pecados y miseria. [46]

Hoy somos testigos de que la versión del amor presentada por la escuela modernista ahora es como una olla grande y hermosa que, si se voltea, ni una gota de emociones humanas puras y el amor verdadero gotearán de ella. En este tipo de amor no hay rastro de afecto y responsabilidad mutua y, en la mayoría de los casos, el ser querido quedará finalmente solo con un mundo de dolor, arrepentimiento y pena, ya que sentirá que ha sido engañado y perdido. [47]

De hecho, el verdadero amor entre dos parejas solo se completa a través del matrimonio porque solo a través del matrimonio los dos amantes pueden probar y evaluar su fidelidad. Además, es a través del matrimonio que se puede prevenir la excesiva indulgencia de los placeres sexuales, la perversión sexual y los diversos tipos de corrupción. [48] En contraste con la versión modernista del amor, el amor centrado en Dios permitirá, por un lado, que las emociones e instin tos humanos crezcan de una manera razonable y, por otro lado, permite que el hombre avance hacia la perfección y se desarrolle en otros ámbitos. [49]

En realidad, el verdadero propósito del amor es facilitar el desarrollo del hombre hacia la perfección; esta es la razón por la cual un amante soportaría todo tipo de problemas y dificultades con paciencia para lograr su objetivo, es decir, tener a su ser querido a su lado. Este tipo de comportamiento humano está en línea con su naturaleza y conciencia innata, que siempre lo conducen hacia su perfección. [50]

El hombre por naturaleza busca la perfección, y como ve que Dios es la existencia perfecta, Lo ama. Esta inclinación humana natural hacia la perfección también se refleja en los amores mundanos del hombre; el amor mundano puede considerarse como un requisito previo para el verdadero propósito del amor, es decir, el amor por Dios, el Ser más Perfecto. Es debido a la inclinación natural del hombre hacia la perfección que un amante ve todas las características de su ser querido como hermosas e ignora sus defectos. Es a través de un sentimiento tan sagrado que tanto el esposo como la esposa se sacrificarían en la vida, por el amor mutuo, para ayudarse mutuamente a desarrollarse en los aspectos mundanos y espirituales de la vida conyugal. [51]

Es a través de este vínculo basado en el afecto y el sacrificio que la pareja casada finalmente encontrará el verdadero amor, es decir, el amor por su Creador, Dios que es el Ser Perfecto y Eterno, la bondad suprema, y ​​Aquel que creó todo lo que es bueno. [52]

 

La familia formada por el matrimonio, el más profundo propósito del amor

El mundo de hoy, desafortunadamente, se ha convertido en un lugar que está habitado principalmente por personas insensibles. Hoy en día las emociones familiares entre los miembros de las familias se han debilitado en gran medida. [53]

Esta crisis ha surgido, mientras que la familia debe ser la fuente de los sentimientos y las emociones humanas [54] y un lugar donde se debe buscar la esencia del amor. Esto se debe a que el verdadero amor se obtiene atendiendo a todos los aspectos de la vida familiar. Claramente, mostrar el amor solo con palabras sin mostrarlo en la práctica sería una acción sin sentido. [55]

Por lo tanto, el verdadero amor en una familia no es alcanzable a menos que todos los miembros de la familia expresen afecto y amor mutuo y lo demuestren también en la práctica. Si se descuida este importante factor o no se le presta suficiente atención, las relaciones humanas se enfrentarán a innumerables problemas, entre los que destaca la propagación de la ansiedad y vanidad entre los individuos. [56]

Es por la importancia del amor familiar que las personas solteras nunca llegarán a estar psicológicamente completas. Esto se debe a que muchas virtudes morales como la lealtad, el perdón, la galantería, el afecto mutuo, el amor, el sacrificio y la gratitud se manifiestan mejor en el marco de una familia casada. Naturalmente, cualquiera que no sea parte de un instituto social tan importante no podrá lograr adecuadamente estas virtudes. [57]

Con el fin de lograr el amor verdadero, la vida de una pareja ​​debe basarse en el amor centrado en Dios, en lugar de la clase de amor que se basa en los deseos inferiores. Este tipo de amor será profundo y eterno y se mantendrá firme frente a las adversidades y los cambios físicos de las dos partes. El producto de tal amor mutuo puro, sería un refugio seguro para las personas en el que felizmente vivan y alcancen la tranquilidad. [58]

 

Notas

 [1] Los problemas sexuales de la juventud, p. 76.

[2] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minin (P) vol. 4, p. 577.

[3] Los problemas sexuales de la juventud, p. 77.

[4] Ibíd, p. 78.

[5] Ética islámica en el Nahj al-Balaghah

[6] El Mensaje del Imam Amir al-Mu'minin (P), vol. 4, p. 574.

[7] La manifestación de la verdad: una serie de discusiones sobre el sufismo en el pasado y el presente, pág. 93.

[8] Ibíd.

[9] Los problemas sexuales de la juventud, p. 84.

[10] La manifestación de la verdad: una serie de discusiones sobre el sufismo en el pasado y el presente, pág. 93.

[11] Ibíd.

[12] Ibíd.

[13] Ibíd.

[14] Ibíd.

[15] Cientos y ochenta preguntas y respuestas religiosas, pág. 26.

[16] Ibíd.

[17] El Mensaje del Corán, vol. 2, p. 42.

[18] Cientos y ochenta preguntas y respuestas religiosas, pág. 26.

[19] Tafsir Nemune, vol. 9, p. 409.

[20] El Mensaje del Corán, vol. 7, p. 41.

[21] Para más información, consulte: El estilo de vida, pág. 113.

[22] La manifestación de la verdad: una serie de discusiones sobre el sufismo en el pasado y el presente, pág. 93.

[23] Cincuenta lecciones sobre los principios de la fe para los jóvenes, pág. 353.

[24] Tafsir Nemune, vol. 8, p. 321.

[25] Ibíd.

[26] Tafsir Ruḥ al-Ma'āni, vol. 12, p. 203.

[27] Tafsir Nemune, vol. 9, p. 394.

[28] Hermosas parábolas del Corán, vol. 1, p. 72.

[29] Tafsir Nemune, vol. 8, p. 321.

[30] Una vida basada en valores morales, pág. 240.

[31] Tafsir Nemune, vol. 9, p. 195.

[32] Una vida basada en valores morales, pág. 241.

[33] Tafsir Nemune, vol. 17, p. 202.

[34] Preguntas y respuestas religiosas, pág. 623.

[35] Ibíd.

[36] Ibíd.

[37] Ética islámica en Nahj al-Balāghah [como se refleja en el Sermón de Muttaqin], vol. 1, p. 463.

[38] El Credo de la Compasión, p. 32.

[39] [37] Ética islámica en Nahj al-Balāghah [como se refleja en el Sermón de Muttaqin], vol. 1, p. 463.

[40] El Mensaje del Corán, vol. 5, p. 238.

[41] Problemas sexuales de la juventud, p. 80.

[42] La enciclopedia de Fiqh al-Muqaran, vol. 1, p. 643.

[43] Bentham.

[44] La enciclopedia de Fiqh al-Muqaran, vol. 1, p. 643.

[45] Cómo obtener conocimiento de Alá. P. 217.

[46] Ibíd.

[47] Problemas sexuales de la juventud, pág. 81.

[48] El Islam y la emancipación de los esclavos, p. 22.

[49] Ibíd.

[50] El creador del mundo, p. 20.

[51] Discurso del Ayatolá Makarem Shirazi, Qom: 1389.08.09 S.

[52] Tafsir Nemune, vol. 13, p. 275.

[53] Hermosas parábolas del Corán, vol. 1, p. 76.

[54] Tafsir Nemune. Vol. 3, p. 376.

[55] Los méritos de las Suras del Corán, basado en Tafsir Nemune, p. 53.

[56] Tafsir Nemune, vol. 16, p. 414.

[57] Problemas sexuales de la juventud, pág. 25.

[58] Ibid, p. 84


Fecha de emisión: « 2020/2/12 »
Comentarios
*Texto
*Código de verificación http://makarem.ir
Vistas : 2210