10 de Rayab, Nacimiento del Imam Yawad (P)

Sitio Informativo de la Oficina del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

صفحه کاربران ویژه - خروج
Ordenar por
 
makarem news

Nota del día

10 de Rayab, Nacimiento del Imam Yawad (P)

Nacimiento del Imam Yawad (P), sus títulos y descripciones personales

El Imamato del Imam Yawad (P) y la cuestión de la sucesión del Imam Rida (P)

Una breve descripción del conocimiento del Imam Yawad (P)

El décimo día del mes de Rayab marca el aniversario del nacimiento del Imam Yawad (P), el noveno Imam Infalible. Pero, ¿cuánto sabemos sobre los momentos importantes de la vida y el tiempo de ese Imam y su papel de guía insustituible para los shiítas? La historia de la vida de este Imam (P) y su nacimiento son muy notables desde dos aspectos: Primero, es el hecho de que su nacimiento puso fin a las dudas de las personas quienes pensaban que el Imam Rida (P) no tenía seguidores. Otra es que los shiítas se encontraron por primera vez con el Imamato de un Imam en su período de niñez.

Nacimiento del Imam Yawad (P), sus títulos y descripciones personales

Según documentos históricos, el Imam Yawad (P) nació en Medina el diez de Rayab (1) del año 195 de la hégira. (2) Su madre era una mujer virtuosa llamada Sabika. (3) En algunas fuentes, se dice que su madre era descendiente de María la Copta, la esposa del Mensajero de Dios (PBD). (4) El Imam Rida (P) al mencionar las características morales de esta dama la mencionó como una mujer pura, casta y virtuosa. (5)

El nombre original del Imam Yawad (P) es "Muhammad" y sus apodos son Abu Ya’far y Abu Ali. (6) En las fuentes islámicas, se le conoce como "Abu Ya’far Thani" (el segundo Abu Ya’far) (7) para no confundirlo con el Imam Baqir (P) quien tiene el mismo apodo.

Los sobrenombres más famosos de este Imam son los siguientes: Yawad, "Ibn al-Rida" (hijo de Rida), Taqi, Zaki, Razi y Mujtar. (9)

Se ha narrado que el diseño del anillo del Imam Yawad (P) fue la frase "Al-‘Izhu lil-lah" (la dignidad pertenece a Dios). (10) Sin embargo, algunos también han mencionado la frase "Hasbial-lah Hafizi" (Dios es suficiente para protegerme) como la palabra escrita en su anillo. (11)

El noveno Imam infalible, durante su imamato, fue contemporáneo con dos califas sunitas de la dinastía abasí, "Ma'mun" (desde 193 hasta 218 H) y "Mu'tasim" (desde 218 hasta 227 H). Siguiendo el mismo método político utilizado contra el Imam Rida (P), ambos califas sunitas a la fuerza convocaron al Imam Yawad (P) desde Medina a Bagdad y lo pusieron bajo vigilancia en la capital de su gobierno. (12)

En cuanto al Imam Yawad (P), debe decirse que sus atributos de bondad y humildad en cuanto al trato con la gente eran muy evidentes. Además, el Imam (P) fue famoso por su generosidad y su perdón (14). Se ha narrado que cualquier persona necesitada que iba a la casa del Imam (P), volvía siendo cumplidas sus necesidades. (15) Solía ​​dar limosna al principio de cada mes, (16) generalmente intercedía por la gente común ante los funcionarios para solucionar sus problemas. (17) Perdonaba los errores de los que le hacían mal (18), y oraba por sus amigos y compañeros. (19)

Cuando estaba en Medina, solía ir todos los días a la Mezquita del Profeta, y después de saludar a su noble abuelo, el Santo Profeta (P) rezaba en la casa de la honorable señora Fátima (P). (21) Tenía un gran interés por la oración y la súplica. En las fuentes islámicas existen oraciones y súplicas que se le atribuyen. (22)

El bendito nacimiento del Imam Yawad (P) y la cuestión de la sucesión del Imam Rida (P)

En la familia del Imam Rida (p) y entre los shiítas, el natalicio del Imam Yawad (p) fue mencionado como un nacimiento bendito. "Abu Yahya Sanani" narra:

Un día en presencia del Imam Rida (P), llegó su hijo Abu Ya’far, quien era muy joven. El Imam dijo: "No ha nacido un niño más bendito que éste para nuestros shiítas". (23)

Se ha narrado que el Imam, en varias ocasiones, se refirió a su honorable hijo con esta expresión y este tema ha sido famoso entre los shiítas y los compañeros del Imam Rida (P). Al respecto "Ibn Asbat" e "Ibad Ibn Ismail" narran: Estábamos en presencia del Imam Rida (P) cuando trajeron a Abu Ya’far (al-Yawad), entonces dijimos: ¿Es este el mismo niño bendito? El Imam dijo: "Sí, este es el mismo niño y no ha nacido ningún niño más bendecido que él en el Islam". (24)

Aparentemente el significado de estos hadices es que el nacimiento del Imam Yawad tuvo lugar en una situación que trajo bondad y bendiciones especiales a los shiítas, en el sentido de que la era del Imam Rida (P) fue una época especial en la que el Imam enfrentaba rumores sobre la designación de su sucesor y el próximo Imam, los cuales no tenían precedentes en la era de los Imames anteriores. Por un lado, después del martirio del Imam Kazim (P), un grupo conocido como "Waqifiya", basado en motivos materiales, negó el Imamato del Imam Reza (P), y por otro lado, el Imam Rida (P) hasta alrededor de los cuarenta y siete años de edad, no había presentado al público a su hijo varón quien iba a ser el próximo Imam, y dado que los hadices recibidos del Profeta (P) indicaban que habían doce Imames, nueve de los cuales serían descendientes del Imam Hussein (P), la falta de tal hijo varón para el Imam Rida (P) se convirtió en uno de los motivos de Waqifiya para negar el Imamato del Imam Rida (P).

Antes del nacimiento del Imam Yawad (P), Ibn Qiyama, quien fue uno de los líderes de Waqifiya, en una carta al Imam Rida (P) lo acusó de ser estéril y escribió: ¡¿Cómo puedes ser un Imam si no tienes hijos?! El Imam escribió en respuesta: "¿Cómo sabes que no tendré un hijo? Lo juro por Dios, no tomará más de unos pocos días que Dios me dará un hijo quien aclarará la verdad de la falsedad". (25)

Este truco propagandístico de "Ibn Qiyama" (y otros seguidores de Waqifiya) no se limitó a este caso, sino que se repitió en diferentes ocasiones y en diferentes ocasiones, hasta que el nacimiento del Imam Yawad puso fin a estos rumores y se fortaleció la posición del Imam y los shiítas. (26)

 

La cuestión del Imamato del Imam Yawad (P)

En varias ocasiones, el Imam Rida (P) había anunciado el Imamato de su hijo a sus compañeros. (30) En respuesta a uno de sus compañeros que le preguntó sobre su sucesor, el Imam (P) señaló a su hijo Muhammad Taqi al-Yawad (31) y en una narración declaró: "Este es Abu Ya’far a quien he designado en mi lugar para tomar mi posición". (32)

En el año 203, cuando el Imam Rida (P) fue martirizado, los shiítas de ese Imam, debido a que su único hijo, el Imam Yawad (P), no tenía más de siete años, se preocuparon profundamente. Según algunos historiadores: Durante este período, surgió una disputa entre los shiítas.(33) Este problema era muy importante para los shiítas, ya que consideran la obediencia al Imam Infalible (P) como el pilar más importante de su fe. Por supuesto, en base a los hadices mencionados anteriormente, era seguro para los shiítas que el Imam Rida (P) introdujo a su hijo Imam Yawad (P) como su sucesor; Sin embargo, la cuestión de la infancia de ese Imam, hizo que algunos shiítas siguieran a "Abdullah ibn Musa", hermano del Imam Rida como el Próximo Imam; Pero como no estaban dispuestos a aceptar el Imamato de alguien sin razones confiables, algunos de ellos fueron ante Abdullah ibn Musa y le hicieron preguntas y cuando vieron que no podía responder a sus preguntas, lo dejaron. (34) La razón de tales dudas fue el hecho de que ellos consideraban la pubertad como una de las condiciones de Imamato. (35) Sin embargo, el Imam Rida (P) y el Imam Yawad (P) ambos dieron respuestas a esta duda. Una de estas respuestas fue las aleyas del Corán acerca de la Profecía del Profeta Juan (P), donde dice:

"Y le otorgamos la sabiduría desde su infancia”. (Corán, 19: 12)

Otra respuesta, hacía alusión al Profeta Jesús (P). Las aleyas 30 y 31 de la Sura Maryam se refieren a este hecho, donde él había alcanzado la posición de la Profecía en los primeros días después del nacimiento:

“Él dijo: «En verdad, yo soy un siervo de Dios. Él me ha dado la Escritura y me designó Profeta. Y me ha bendecido dondequiera que yo esté, y me ha encomendado la oración y el pago del impuesto religioso mientras viva.” (Corán, 19: 30-31)

Los shiítas creen que una de las evidencias del Imamato debe manifestarse en el conocimiento del Imam. Porque en su opinión, los Imames (P) son quienes pueden responder todas las preguntas. Por lo tanto, después del martirio del Imam Rida (P), en varias ocasiones, fueron ante el Imam Yawad (P) para hacerle preguntas y asegurarse de su Imamato, y después de que el Imam Yawad (P) respondió maravillosamente sus preguntas, la gran mayoría de esos shiítas, aceptaron con confianza su Imamato.(38)

El Imam Yawad (P), cuando aún era un niño de casi 9 años, fue capaz de responder a las preguntas científicas y jurisprudenciales de los shiítas debido a su divino conocimiento del Imamato.

 

Una breve descripción del conocimiento del Imam Yawad (P)

Desde la época del Imam Yawad (P) hasta el Imam Askari (P), debido a las presiones políticas y la estricta vigilancia sobre sus actividades por parte del Califato Abasí, su ámbito de actividad fue muy limitado y, en este sentido, el número de sus compañeros y seguidores de su escuela muestra una reducción muy significativa en comparación con el tiempo del Imam Sadeq (P). Por lo tanto, no deberíamos sorprendernos si leemos que el número de los narradores de hadices del Imam Yawad (la paz sea con él) fue de unos ciento diez (39) y se narraron un total de 250 hadices de él, porque por un lado, él fue muy vigilado por los agentes políticos, y por otro lado, fue martirizado muy pronto y no vivió más de veinticinco años.

A pesar de esto, se han citado narraciones de este Imam (P) en los libros más importantes de hadices shiítas, que tienen una variedad de  temas jurisprudenciales, (40) y temas doctrinales como el monoteísmo, los atributos de Dios, la profecía y el Imamato. (41)

Abdul Azim Hassani, Ahmad ibn Abi Nasr Bazanti, Hassan ibn Saeed Ahwazi, Ahmad ibn Muhammad Barqi e Ibrahim ibn Hashim estaban entre los más famosos compañeros del Imam Yawad (P).

Uno de los asuntos más importantes en los que se demostró la superioridad científica del Imam Yawad (P) sobre los demás fue sus debates con otros eruditos de su tiempo.

Por ejemplo, leemos que en un debate que tuvo lugar entre el Imam y Yahya ibn Aktham, Yahya le hizo algunas preguntas al Imam Yawad (P), incluidas preguntas sobre los primeros califas sunitas;.

Yahya ibn Aktham, primero mencionó una narración fabricada la cual decía: “Gabriel en nombre de Dios dijo: Pregúntale a Abu Bakr, si está contento conmigo, y dile que yo estoy satisfecho con él.”

El Imam dijo en esa asamblea, a la que asistió un gran número de clérigos sunitas:

El que ha narrado tal narración debe prestar atención a la narración que ha sido narrada por el Mensajero de Dios en su último viaje del Hayy y todos los eruditos del hadiz han aceptado su autenticidad. En este hadiz el Profeta (PBD) dijo:

“Se han atribuido muchas cosas falsas a mí, y más tarde habrá más mentiras y más hadices fabricados sobre mí. Sepan que los que atribuyen hadices falsos y mentiras a mí tendrán una morada de fuego. Cuando les llegue un hadiz atribuido a mí, evalúenlo con el Libro de Dios y con mi Sunna, si está de acuerdo con los dos, acéptenlo, sino, déjenlo.”

Ahora bien, el hadiz que estás citando no concuerda con el Libro de Dios; Porque Dios dice en el Corán: “Y, en verdad, Nosotros hemos creado al hombre y sabemos lo que su mente le susurra: pues estamos más cerca de él que su vena yugular.” (47);

¿Acaso Dios no sabía si Abu bakr estaba contento con él y por eso necesitaba peguntárselo? ¡Esto es racionalmente imposible!

Esta narración demuestra cómo el Imam reveló la falsedad de esta narración fabricada sobre Abubakr, con su propia sabiduría.

Entonces, Yahya mencionó otra narración falsificada, diciendo que Abu Bakr y 'Umar eran iguales a Gabriel y Miguel. El Imam (P) respondió, "El contenido de este hadiz no es correcto, porque Gabriel y Miguel siempre han servido a Dios y nunca han cometido ningún pecado; mientras que Abu Bakr y 'Umar fueron politeístas antes de ser musulmanes.

Luego Yahya menciono otro hadiz fabricado diciendo: “Abu Bakr y Umar son los señores de los ancianos del Paraíso". El Imam dijo: “Cualquier persona que entre al Paraíso será joven. Entonces no habrá ancianos en el paraíso para que esas dos personas sean sus señores.”

Yahya siguió mencionando otros hadices falsos y el Imam (P) negó cada uno de ellos usando argumentos del Corán, la Sunna y la sabiduría. (52)

También se ha narrado que en la época de Mutasim Abbasi, una persona llamada "Zarqan" que tenía amistad e intimidad con Ibn Abi Dawud el juez de Bagdad, y lo vio muy triste. Le preguntó el motivo. Él dijo:

Hoy deseé haber muerto hace veinte años por lo que me pasó con Abu Ya’far, el Imam Yawad (P) en la reunión de Mu'tasim. Cuando yo estaba allí, alguien confesó un robo y le pidieron a Mu'tasim que le aplicara el castigo según las leyes islámicas. El califa reunió a todos los juristas y también convocó a "Muhammad ibn Ali alYawad" y entonces nos preguntó: ¿Desde dónde se debe cortar la mano del ladrón? Yo dije: “Desde la muñeca.” Él dijo: ¿Cuál es la razón de eso? Dije: Porque el significado de la mano en el versículo de tayammum es hasta las muñecas. Un grupo de juristas estuvo de acuerdo conmigo sobre este asunto y dijeron que la mano del ladrón debe cortarse desde la muñeca, pero otro grupo dijo: Es necesario cortar el codo, y cuando Mutasim preguntó la razón, dijeron: El significado de la mano en el versículo de la ablución es hasta los codos.

Entonces Mutasim se dirigió al Imam Yawad (P) y le preguntó: ¿Cuál es su opinión sobre este tema?

El Imam (P) no quería responderle, pero Mu’tasim insistió y juró que debería dar su opinión. Entonces el Imam (P) dijo: “Ellos se equivocan, porque al ladrón sólo se le deben amputar los dedos y debe dejar el resto de la mano.” Mu’tasim dijo: ¿Por cuál razón?

El Imam Yawad (P)  dijo:

Porque el Mensajero de Dios (PBD) dijo: La prosternación se realiza con siete órganos del cuerpo: cara (frente), las dos palmas de las mano, dos rodillas y los pies (las puntas de los pies). Por lo tanto, si al ladrón se le corta la mano desde la muñeca o desde el codo, no le quedará mano para realizar la prosternación de la oración, y Dios Todopoderoso también dice: (Los lugares de la prosternación [los siete miembros en los que se realiza la prosternación])... La palabra Masayid (en esta aleya) significa el lugar de la prosternación, y así como las mezquitas son lugares para la prosternación, la frente y los otros seis miembros del cuerpo con los que nos postramos son también lugares de prosternación. (56)Y lo que pertenece a Dios no será cortado.

Ibn Abi Dawad, el juez de Bagdad narra: A Mu'tasim le gustó la respuesta del Imam Yawad (P) y ordenó que le cortaran los dedos al ladrón y nosotros (los oponentes del Imam) fuimos deshonrados ante el público. (57)

 

Notas

(1). Misbah al-Muytahid, Tusi, Muhammad ibn Hassan, Instituto de Jurisprudencia Shiítas, Beirut, 1411 H, página 805.

(2). al-Irshad, Mufid, Muhammad bin Muhammad, Congreso de Sheij Mufid, Qom, 1413 H, primera edición, volumen 2, página 295.

(3). Al-Kafi, Kulaini, Muhammad ibn Ya'qub ibn Is-haq, investigador/corrector: Qaffari, Ali Akbar, Dar al-Kitab al-Islamiyya, Teherán, 1407 H, cuarta edición, volumen 1, p. 492.

(4). Ibíd.

(5). Bihar al-Anwar, Maylisi, Muhammad Baqir bin Muhammad Taqi, Dar Al-Ihyaa Al-Tarath Al-Arabi, Beirut, 1403 H, segunda edición, volumen 50, página 15.

(6). Manaqib Ale Abi Talib (la paz sea con ellos), Ibn Shahr Ashub Mazandarani, Mohammad Ibn Ali, 1379 H, primera edición, volumen 4, página 379.

(7). Véase, por ejemplo: Al-Kafi, ibíd., Vol. 1, pág. 82.

(8). Dala'il al-Imamah, atribuido a Tabari Amoli, Muhammad ibn Yarir, Qom, 1413 H, volumen 1, pág.

(9). Manaqib Ale Abi Talib (la paz sea con ellos), Ibn Shahr Ashub Mazandarani, página 379.

(10). Dala'il al-Imamah, Ibíd., Vol. 1, pág. 397.

(11). Makarem Al-Ajlaq, Al-Tabarsi, Hassan Ibn Fadl, Al-Muhaqiq: Al-Alami, Muhammad Al-Hussein, Al-A'lami, Beirut, 1392 H, vol. 1, pág. 91.

 (12). Sire Pishvaian, Pishvaei, Mehdi, Qom, 2011, 23ª edición, página 529.

(14). Historia del Islam, Dhahabi, Muhammad ibn Ahmad, Al-Muhaqiq: Bashar Awad Maroof, Dar Al-Qarb Al-Islami, Beirut, 2003, primera edición, volumen 5, página 446.

(15). Bihar al-Anwar, ibíd., Vol. 50, págs. 102 y 103.

(16). Al-Duru’ Al-Waqiyah, Sayyid Ibn Tawus, Ali Ibn Musa, publicado por Yawad Qayyumi Isfahani, Qom, 1414 H, volumen 1, página 43.

(17). Al-Kafi, ibíd., Vol. 5, págs. 111 y 112.

(18). Véase: Dala'il al-Imamah, ibíd., Vol. 1, página 402.

(19). Véase: Al-Hedayeh Al-Kubra, Al-Jasibi, Hussein Ibn Hamdan, Al-Balaq, Beirut, 1406 H, págs. 306 y 307.

(21). Ibíd. pág. 493.

(22). Véase, por ejemplo: Mesbah al-Muytahid, ibíd., pág. 359; Ibíd., págs. 566 y 567.

(23). Al-Kafi, ibíd, Vol. 1, página 321.

(24). Bihar al-Anwar, Ibíd., Vol. 50, página 20.

(25). Al-Kafi, ibíd., Vol. 1, página 320.

(26). Imam al-Yawad Minal Mahd ilal-lahd, Qazvini, Sayyed Kazim, Beirut, 1408 H, primera edición, página 337.

(30). Véase, por ejemplo: Al-Kafi, ibid., Vol. 1, págs. 320 a 323; Al-Irshad, Ibíd, vol. 2, pp. 274-280.

(31). Al-Irshad, Ibíd, volumen 2, página 265.

(32). Ibíd., pág. 266.

(33). Uyun al-Mu’yizat, Hussein Ibn Abdul Wahab, Investigador: Yafari Zanjani, Hussein, Ale-Abba (P), Qom, 2005, página 119.

(34). Manaqib Ale-Abi Talib (la paz sea con ellos), Ibíd, volumen 4, página 382.

(35). Maqalat wal-Firaq, Abi Jalaf Ash'ari, Sa'd Ibn Abdullah, Investigación: Mushkur, Mohammad Yawad, Teherán, 1981, p.95.

(38). Bihar al-Anwar, ibíd., Vol. 50, págs. 99 y 100.

(40). Por ejemplo, véase: Enciclopedia del Imam Al-Jawad (P), Junta de autores, bajo la supervisión de: Jazali, Abolqasem, Qom, 1419 H, vol. 2, pág.5 en adelante; Musnad del Imam Al-Yawad (P), Atarudi Quchani, Azizullah, Mashhad, 1410 H, volumen 1, página 191 en adelante.

(47). Véase: Sura Qaaf, aleya 16

(48). Véase: Sura Ahzab, aleya 7

(49). Véase: Sura Hayy, aleya 75

(50). Véase: Sura Anfal, aleya 33

(51). Al-Ihtiyay, Al-Tabarsi, Ahmad Ibn Ali, Nayaf, 1966, volumen 2, páginas 245-249.

(52). Véase: La vida intelectual y política de los Imames shiítas (P), Yafarian, Rasul, Ansarian, Qom, 2002, sexta edición, página 486.

(53). Véase: Sura Ma’ida, aleya 5

(54). Véase: Sura Ma’ida, aleya 5.

(55). Véase: Sura Yinn, aleya 18

(57). Véase: Tafsir Nur Al-Thaqalin, Al-Arusi Al-Hawizi, Abdul Ali Ibn Juma, investigador/editor: Rasuli Mahallati, Hashim, Qom, 1415 H, cuarta edición, volumen 5, página 440.

(57). Tafsir al-Ayashi, Ayashi, Muhammad ibn Mas'ud, investigador: Rasuli, Hashim, Teherán, 2001 H, primera edición, volumen 1, página 320.


Fecha de emisión: « 2022/2/7 »
Comentarios
*Texto
*Código de verificación http://makarem.ir
Vistas : 3582