La ascensión del Profeta del Islam (PBD) a los cielos

Sitio Informativo de la Oficina del Gran Ayatolá Makarem Shirazi

صفحه کاربران ویژه - خروج
Ordenar por
 
makarem news

Nota del día

La ascensión del Profeta del Islam (PBD) a los cielos

El Mi’ray en un vistazo… La verdad de la Ascensión…  La realidad del Paraíso y el infierno…

El Mi’ray, la ascensión del Profeta del Islam (PBD) a los cielos

Algunos historiadores islámicos han mencionado que la Ascensión del Profeta (PBD) ocurrió en la noche anterior al día 17 de Ramadán en el duodécimo año de la hégira; [1] Un viaje a los cielos que se llevó a cabo en una noche, la cual fue con un aspecto milagroso y completamente extraordinario. [2]

Aunque el tema de la Ascensión del Profeta (PBD) tiene mucho aspectos para estudiar en términos de sus diversos documentos "coránicos", "narrativos" e "históricos", en este texto tratamos de explicar en forma breve algunas de estas cuestiones a nuestros queridos lectores. [4]

 

El Mi’ray en un vistazo

Es bien sabido entre los eruditos del Islam que el Profeta (la paz y las bendiciones de Dios desciendan sobre él) mientras estaba en La Meca [5] por orden de Dios fue llevado de la Mezquita Sagrada (Masyid al-Haraam) a la Mezquita de Al-Aqsa (en Jerusalén) [6] y desde allí con el mismo cuerpo físico [ 7] viajó por los cielos, más allá del Trono de Dios. [8]

En esa noche, el arcángel Gabriel descendió al Profeta (PBD) y le trajo un medio de transporte celestial llamado Buraq en el cual el Profeta (PBD) se trasladó a Jerusalén. Se ha narrado que Buraq era el ángel que llevó al Profeta a los cielos.

En medio del camino, antes de llegar a Masyid al-Aqsa, el Profeta (PBD) se detuvo en Medina, mezquita de Kufa, Monte Sinaí y Belén que es el lugar del nacimiento del Profeta Jesús (P) y rezó allí. Luego entró en la Mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén y rezó allí también.

Desde la mezquita al-Aqsa, el Profeta (PBD) ascendió al cielo de este mundo y vio al Profeta Adán (P). Luego, los ángeles vinieron a darle la bienvenida en grupos y lo saludaron sonriendo y lo felicitaron. Allí, el Profeta (PBD) se encontró con Azrael o 'Izra'il, el Arcángel de la Muerte quien sostenía una tabla de luz en su mano y después de una conversación con el Profeta (PBD) le dijo: "Todo el mundo en mi mano es como una moneda que gira en la mano de un hombre. No hay ninguna casa en este mundo salvo que la visito cinco veces al día." Fue entonces que el Profeta (PBD) dijo: "Ciertamente, la muerte es la más grande calamidad y las más dura experiencia.” Y entonces Gabriel dijo, "Los sucesos después de la muerte son peores y más duros".

El Profeta (PBD) entonces ascendió al segundo cielo y allí, se encontró con el Profeta Yahya (P) (Juan) y el Profeta Jesús (P), luego en el tercer cielo vio al Profeta José (P), al Profeta Idris (P) (Enoc) en el cuarto cielo, al Profeta Aarón (P) en el quin to cielo y al Profeta Moisés (P) en el sexto cielo.

El Profeta (PBD) fue al séptimo cielo y llegó a un punto donde Gabriel no pudo avanzar más. Entonces el arcángel le dijo: "No tengo permiso para entrar allí. Si me acerco en la medida de una punta de un dedo, mis alas y plumas se quemarán."

En la noche del Mi’ray, el Profeta (PBD) vio las señales de la grandeza de Dios en el cielo y regresó a La Meca en la misma noche antes del amanecer. Las narraciones islámicas indican que el Profeta (PBD) hizo este viaje terrenal y celestial en cuerpo y alma. [9]

 

Ascensión a la altura del conocimiento

Una de las fuentes del conocimiento de los profetas fue la observación en los viajes espirituales que acontecieron a algunos de los profetas por orden de Dios y a través de esto obtuvieron conocimiento de los diferentes mundos, como en el caso del Profeta del Islam (PBD) en su viaje del Mi’ray. [10]

Los versículos del Sagrado Corán, incluido el versículo que dice "Él vio algunas de las grandes señales de su Señor!" [11] Y el primer versículo de la Surah Al-Isra' donde dice “Para que le mostremos algunos de nuestros signos", aluden al hecho de que uno de los objetivos importantes de la Ascensión del Profeta (PBD) es la cuestión de observar los grandes signos de la verdad, una observación que es una de las fuentes de conocimiento [12]

Como resultado de este viaje, el Profeta (PBD) fue informado directamente de muchos asuntos importantes sobre los ángeles, el Paraíso, el infierno y los espíritus de los profetas. [13] El objetivo era que la gran alma del Profeta (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él), mediante la observación de los secretos de la grandeza de Dios en todo el universo, especialmente en el mundo superior, obtendría una nueva comprensión y orientación para guiar a los seres humanos. [14]

Y, de hecho, ese viaje celestial en aquella noche le dio un gran conocimiento al Profeta (PBD) que brilló en su corazón, y elevó su estatus aún más alto de lo que estaba. [15]

 

La verdad de la Ascensión

El Profeta (PBD) durante su ascensión a los cielos observó a Dios con la visión del corazón en una "intuición esotérica" ​​, y en otras palabras, sintió a Dios en su corazón.  [16] Este encuentro ocurrió en un lugar donde se considera el lugar más cercano a Dios, junto al árbol paradisíaco "Sidra al-Muntaha" [17] mientras que el árbol fue cubierto con velos de luz. [18]

El corazón del Profeta (la paz y las bendiciones de Dios desciendan sobre él) nunca se equivocó en esta intuición, y no vio nada más que las señales de la grandeza de Dios. [19] La intuición esotérica es un tipo de percepción y visión que no tiene semejanza con las "percepciones racionales" ni con las "percepciones sensoriales" que el hombre percibe a través de los sentidos, y en cierto modo puede asimilarse al conocimiento que tiene el hombre de su propia existencia, y de sus pensamientos e ideas.

Para entender mejor este tema, presten atención a este ejemplo. Nosotros estamos informados de nuestra existencia, y comprendemos nuestros pensamientos en forma inmediata. Somos conscientes de nuestra voluntad, decisión y deseos, pero esta conciencia no se obtiene para nosotros a través del razonamiento, ni a través de la observación externa, sino que es una especie de intuición que nos hace conscientes de nosotros mismos y de nuestro espíritu.

Por eso el conocimiento que se obtiene de la intuición esotérica no tiene error, porque no es por el razonamiento el cual puede equivocarse en sus argumentos y preliminares, ni es por los sentidos que pueden caer en errores por los defectos y obstáculos.

Por cierto, nosotros no podemos percibir la verdad intuitiva que el Profeta (PBD) encontró acerca de Dios en esa noche histórica de la Ascensión, pero el ejemplo que hemos dado es una buena forma para acercarnos a este concepto. [20]

 

El invitado de los santos paradisíacos

Es cierto que la tierra y el cielo son todos parte de la creación de Dios, pero hay lugares en este mundo material donde se ve el resplandor de la luz divina, es decir, tiene una santidad especial. [21]

En otras palabras en la tierra existen lugares que son más sagrados; Por ejemplo, el Profeta Moisés (P) fue a las montañas para recibir el mensaje de Dios, y el Profeta del Islam (PBD) fue primero a la cueva de Hira. En cuanto a los ángeles, se da el caso de que en el mundo superior hay cielos sagrados donde los ángeles reciben el mensaje divino. Se ha narrado que el Santo Profeta (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) ascendió a los mismos cielos, y aún más alto, y se le dieron más bendiciones. Se dice que en estos cielos, las buenas obras de la gente se guardarán hasta el día del Juicio. [22]

 

¿Cómo fue la revelación en la Ascensión?

Sabemos que la revelación ha tenido lugar de diferentes maneras; A veces lo hizo un ángel que actuó como mensajero de Dios, como la revelación que el Profeta del Islam (PBD) recibía a través de Gabriel. A veces se hizo a través de la inspiración directa en el corazón del Profeta (PBD) y a veces a través de ondas sonoras que fueron creadas por el poder de Dios, como la revelación que recibió Moisés (PBD) de la misma manera en el Monte Sinaí. [23] Fue por lo tanto que el Profeta Moisés (P) llegó a ser conocido con el título “Kalim Allah” (el que habla con Dios). [24]

Según las narraciones, en la historia de la Ascensión, este tipo de revelación le fue revelada al Santo Profeta (PBD). [25] Es decir, al escuchar sonidos y recibir los conceptos. [26]

 

La realidad del Paraíso y el infierno

El Santo Profeta (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) durante su viaje celestial, eliminó los velos de sus ojos y observó el Paraíso y el infierno. [27]

Por lo tanto, se puede entender a partir del evento del Mi’ray que el Paraíso y el infierno ya existen pero los velos del mundo material impiden que se vean, a pesar de esto, los santos de Dios pueden verlos, tal como ocurrió para el Profeta del Islam (PBD) en el viaje del Mi’ray. [28]

 

 

Notas:

 [1] Tafsir Nemune, volumen 12, página 14.

[2] Ibíd., pág. 7.

[4] Tafsir Nemune, volumen 12, página 11.

[5] Ibíd.

[6] Véase, Mayma al-Bayan, volumen 6, página 396; Mafatih al-Qaib, volumen 10, página 147.

[7] Véase:  Tafsir Qomi, volumen 2, página 3; Kafi, volumen 8, página 121; Tafsir Tabari, volumen 8, pág. 121

[8] Nuestra religión (Asl al-Shia), p.149.

[9] Selección de Tafsir Nemune, volumen 2, página 617.

[10] Mensaje del Corán, volumen 7, página 210.

[11] Sura Naym, aleya 18

[12] Véase: Tafsir Nemune, volumen 12, página 16.

[13] Tafsir Nemune, volumen 22, página 502.

[14] Ibíd. pág. 16.

[15] Mensaje del Corán, volumen 7, página 211.

[16] Sura Naym, aleya 13.

[17] Véase: Tafsir Nemune, vol. 22, p. 497.

[18] Véase: Tafsir Nemune,, vol. 4, pág. 580.

[19] Tafsir Nemune, volumen 22, página 500.

[20] Ibíd., pág. 501.

[21] Mensaje del Imam Amir al-Mu'minin, volumen 4, página 82.

[22] Ibíd., pág. 83.

[23] Ibíd., pág. 108.

[24] Tafsir Nemune, volumen 4, página 215.

[25] Mensaje del Imam Amir al-Mu'minin, volumen 4, página 108.

[26] Tafsir Nemune, volumen 20, página 503.

[27] El mensaje del Corán, volumen 6, página 261.

[28] Ibíd., pág. 260.

 


Fecha de emisión: « 2022/4/19 »
Comentarios
*Texto
*Código de verificación http://makarem.ir
Vistas : 2558